El jefe de un secta, condenado a 15 años de cárcel por violaciones y agresiones sexuales a niños, se escapó este lunes en helicóptero de la cárcel de Saint-Denis, en la isla francesa de La Reunión, en el océano Índico, con dos de sus adeptos.

El helicóptero les dejó en otro barrio donde continuaron su huida en furgoneta

Tres hombres armados reservaron un helicóptero para un paseo turístico y obligaron al piloto a aterrizar en el patio de la prisión, donde embarcaron a Juliano Verbard, de 27 años, que lideraba la secta Corazón Doloroso e Inmaculado de María, informó la prensa de la isla.

Junto al condenado gurú, que se hacía llamar Pequeño lis de amor (Petit Lys d'amour, en francés), por sus acólitos, escaparon Fabrice Michel, a quien los medios citan como el amante de Juliano, y el padre de éste, Alexin Jismy Michel.

El helicóptero les dejó en otro barrio de la capital, donde continuaron su huida en furgoneta.