PSOE de Murcia y Comunidad Valenciana firman un manifiesto en defensa del Tajo-Segura y sus asignaciones actuales

El PSOE de la Región de Murcia y de la Comunidad Valenciana han suscrito este lunes un manifiesto en defensa del trasvase Tajo-Segura y de las asignaciones vigentes de ambos territorios, con el fin de dotar de seguridad y garantía el suministro de agua tanto a la población como a los agricultores.
Miembros del PSRM y el PSPV en la sede del partido en Murcia, tras participar en una reunión sobre agua
Miembros del PSRM y el PSPV en la sede del partido en Murcia, tras participar en una reunión sobre agua
EUROPA PRESS

Así lo ha anunciado el secretario general del PSRM, Diego Conesa, en una rueda de prensa ofrecida desde la sede del partido en Murcia, en la que ha estado acompañado por Rosa Guillén y Roger Llanes, secretarios de Agua y Agricultura del PSPV, respectivamente.

El encuentro, en el que han participado alcaldes y responsables del PSOE en ambas comunidades, se ha centrado principalmente en la necesidad de garantizar el agua "para beber y para vivir" en sendas comunidades, así como asegurar su suministro y el mantenimiento del trasvase Tajo-Segura como infraestructura esencial para la Región y Alicante.

La próxima reunión será en Valencia, estará encabezada para Conesa y el secretario general del PSPV, Ximo Puig, y en ella se abordarán las necesidades comunes tanto de agua como de otros asuntos como las infraestructuras.

Conesa ha explicado que el manifiesto incluye entre sus acuerdos básicos el mantenimiento de las asignaciones vigentes del Tajo-Segura, tanto para el abastecimiento urbano como para el uso de regadío, y la garantía actual que se deduce de las reglas de explotación del acueducto Tajo-Segura.

También contempla el impulso de actuaciones técnicas y legislativas encaminadas a minorar las tarifas vigentes de las aguas desaladas, y que en los planes hidrológicos del Tajo y del Segura, como consecuencia de la Ley de Cambio Climático, en tramitación, y del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático, se aumente la seguridad y estabilidad del aporte hídrico a estos territorios.

Asimismo, plantea que, frente a los escenarios futuros de merma de los recursos hídricos a causa de la realidad climática, se disponga de las inversiones necesarias para generar el aporte de nuevos recursos y estabilidad tanto a Murcia como a Alicante.

Igualmente, propone que los instrumentos legales destinados a modificar las normas de explotación del trasvase se vinculen a la aprobación del Plan Hidrológico de Cuenca de la Demarcación Hidrológica del Tajo, y que se debata con los usuarios y los gobiernos autonómicos de la Comunidad Valencia y la Región cualquier cambio en el escenario del acueducto.

DEFENSA DEL TRASVASE

Uno de los objetivos de este documento, según ha explicado Conesa, es la defensa, desde "el rigor, la seriedad, el sentido común y la realidad de cambio climático", del trasvase Tajo-Segura, "más allá de esas confrontaciones inútiles, de esa pancarta del 'Agua para todos' que no ha traído nada bueno para la Región de Murcia ni para Alicante en los últimos 20 años".

Así, el líder de los socialistas murcianos quiere que el debate sea "riguroso" y no forme parte de la "dinámica de la confrontación y el tremendismo del PP", un partido al que ha acusado de promover "guerras del agua".

A juicio de Conesa, "no podemos plantear el suicidio del tejido agrícola de la Región de Murcia, especialmente del Campo de Cartagena, cuando sabemos y es necesario e imprescindible la regeneración del Mar Menor", porque sin esta "es imposible la transición y el impulso de la agricultura sostenible en todo el territorio regional".

En este sentido, ha remarcado que la idea de cerrar el trasvase "nunca se la ha plantado el Gobierno de España", y así "lo ha dicho en Valencia, en Murcia y en Castilla-La Mancha".

"El trasvase Tajo-Segura no se cierra; hay que adaptar como tal las normas a una realidad climática, sobre todo para dar seguridad, suministro y garantía", ha dicho el líder de los socialistas murcianos, quien se ha mostrado de acuerdo con que se hagan "todas esas revisiones y valoraciones", pero "siempre aportando soluciones" que garanticen el suministro.

Por su parte, Rosa Guillén ha indicado que las necesidades hídricas de ambos territorios se centran en la necesidad de agua "en cantidad suficiente", a un precio "asequible" para los agricultores y basada en una "estabilidad" que dé seguridad a los cultivos, los usuarios y al sistema general.

Guillén se ha mostrado de acuerdo en la importancia de llevar a cabo una transición ecológica, pero ha defendido que esta debe ir acompañada de una "transición económica".

"No podemos dejar a nuestros agricultores; tenemos que darles una seguridad y sentirse acompañados y arropados, y esta tiene que venir de parte de todos los gobiernos de la instituciones de los políticos que les representamos en este momento de cualquier ámbito y partido".

Roger Llanes ha matizado que "no hay alternativa posible que pueda sustituir en modo alguno lo que representa el trasvase tanto en términos de seguridad hídrica como de formación de capital económico y primer puntal de la economía de estos territorios".

Por tanto, "no podemos renunciar sin ninguna alternativa a que esta economía continúe siendo vital, básica y con una proyección de futuro inmejorable. Mientras no haya una alternativa para ello no podemos, de ninguna manera, publicar en ningún discurso que esta infraestructura no continúe transportando los caudales que precisamos", ha añadido.

POSICIÓN SOBRE EL AUMENTO DE LOS CAUDALES

Preguntado sobre su postura respecto al aumento de los caudales ecológicos, Conesa ha apuntado que este extremo "no es objeto de debate" en el marco del manifiesto, pero que, en cualquier caso, el PSRM está "radicalmente en contra" de un caudal ecológico de 8,5 metros por segundo.

"Consideramos que ese caudal ecológico no procede porque no hay alternativas, no hay seguridad ni garantía de suministro de agua para beber y para vivir en un territorio de 2,5 millones de personas", ha apostillado.

Respecto las reglas de explotación, Conesa ha dicho que es un tema técnico y que está a favor de que se valoren y revisen cuando se apruebe el Plan Hidrológico de Cuenca de la Demarcación Hidrográfica del Tajo.

PETICIÓN A LOS REGANTES

Asimismo, Conesa ha apuntado que los agricultores "han sabido desde el primer momento la hoja de ruta del Gobierno de España", y este "siempre se ha planteado la garantía y seguridad de suministro" de agua a la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana.

En este sentido, les ha pedido que "no sucumban, como ya hicieron en su momento, a los cantos de sirena del PP y de Vox".

"Con el PSOE gobernando en el Gobierno de España nunca le ha faltado agua a la Región de Murcia. Ha trabajado siempre para dotar de agua, de garantía y suministro a los regantes; lo que no ha hecho el PSOE es mentir y engañar indicando que el trasvase está en riesgo".

En relación a si su partido apoyará las manifestaciones de los regantes, Conesa ha respondido que "allá donde haya una reclamación justa, sea de regantes, de ecologistas, de asociaciones de amas de casa, de jubilados, de personas en residencias, siempre estará el PSOE".

PSOE DE CASTILLA-LA MANCHA

Respecto a la posibilidad de alcanzar un acuerdo en materia hídrica con el PSOE de Castilla-La Mancha, Conesa ha apuntado que "la obligación y el compromiso" de PSRM y PSPV es debatir esta cuestión en el seno del partido y también con el Gobierno de España.

"Sabemos la posición histórica que ha tenido el PSOE en Castilla-La Mancha; la respetamos, pero no la compartimos", ha dicho Conesa, quien a renglón seguido ha hecho referencia a "la posición del PP y otros partidos" en esa comunidad autónoma.

Además, ha defendido la necesidad de dotar el sistema de mayor seguridad hídrica con agua desalada, pero a un precio "asumible", por lo que ha defendido la puesta en marcha de inversiones, sobre todo en energías alternativas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento