Esta es la dieta que siguen en Okinawa, la isla con la esperanza de vida más elevada del mundo

La isla japonesa de Ishigaki, al oeste de las islas Okinawa.
La isla japonesa de Ishigaki, al oeste de las islas Okinawa.
WIKIPEDIA/Paipateroma

Si algo caracteriza a la población de las islas de Okinawa, situadas en el mar de la China Oriental, es su formidable estado de salud. Así, su esperanza de vida es de las más elevadas a nivel mundial, pero ¿a qué se debe? ¿Cuáles son sus hábitos de vida?

Okinawa forma parte de las regiones mundiales conocidas como zonas azules que se caracterizan por estar compuestas por un elevado número de personas centenarias que, además, gozan de una buena salud. Por ello, investigadores de todas partes del mundo han tratado de averiguar cuáles son las razones y puede que una de ellas sea la dieta.

Una alimentación rica en frutas y verduras, pero baja en carnes

Diversos estudios han analizado cómo los habitantes centenarios de Okinawa tienen una menor prevalencia de desarrollar enfermedades con la edad y poseen unos perfiles metabólicos más saludables que la población de Japón. Sin embargo, al margen de la genética, uno de los factores influyentes en que sean la sociedad más longeva del mundo es su dieta natural. 

Por esta razón, en el año 1975 se desarrolló el Okinawa Research Center for Longevity Science, un organismo científico que ha analizado el proceso de envejecimiento de la población mediante el estudio de personas centenarias. Estos estudios han revisado "las dietas, los hábitos de ejercicio, la genética, las prácticas psicológicas y espirituales, y los patrones sociales y de comportamiento entre los ancianos y cuentan con más de 3.000 participantes", destacan en la web oficial. 

De esta manera, se cree que la dieta tradicional de Okinawa, baja en calorías pero con gran aporte nutricional, es la principal causante de su buen estado de salud. La alimentación de sus habitantes es rica en frutas y verduras, que contienen importantes fitonutrientes en forma de antioxidantes y flavonoides, y "reducida en carne, granos refinados, grasas saturadas, azúcar, sal y productos lácteos enteros", destaca este organismo.

Una importante ingesta de hidratos de carbono 

Baja en calorías y grasas, y rica en hidratos de carbono. Esta ha sido tradicionalmente la dieta de los habitantes centenarios de Okinawa. El estudio llevado a cabo por el ORCLS reveló que antes de la Segunda Guerra Mundial la alimentación básica en esta zona consistía en un plato conocido como "champuru", que incluía influencias chinas, japonesas y del sudeste asiático.

El alimento básico era la batata en sus múltiples variedades, en comparación con el arroz blanco de otras partes de Japón. "Además de las batatas al vapor, las comidas incluían regularmente grandes variedades de verduras de hoja verde, de raíz amarilla, cocidas a fuego lento o al vapor, y productos a base de soja como el tofu, la sopa de miso y los aromas de miso", detallan. 

Estos platos se podían acompañar en algunos casos con pequeñas porciones de pescados o carnes magras, como el cerdo. Sin embargo, sus habitantes utilizaban hierbas y especias, como la cúrcuma, en lugar de la sal para condimentar. 

Durante la posguerra, el arroz pasó poco a poco a reemplazar a la batata como alimento base de la dieta y en la actualidad es uno de los productos más consumidos. "Sin embargo, hay una sorprendente abundancia y variedad de verduras y legumbres de baja densidad calórica, incluidos los productos de soja y tofu". 

Alimentos con propiedades medicinales

Además de los hábitos alimentarios tradicionales, las prácticas culturales y el contexto han influido en que sea una población longeva y saludable. Una de las más destacables es la conocida como "nuchi gusui", que se traduce como dejar que la comida sea la medicina del cuerpo. En este sentido, subraya el organismo, hay un contexto cultural en el que se incluyen alimentos en la dieta que "desempeñan un papel dual como medicinas y alimentos tradicionales". 

Es el caso de las batatas, el melón, los vegetales de hojas verdes, el jengibre, la cúrcuma, la artemisa o los pimientos, entre otros. "Muchos de estos alimentos tienen propiedades antienvejecimiento al reducir el estrés oxidativo y la inflamación, dos factores clave que subyacen al desarrollo de la mayoría de las enfermedades relacionadas con la edad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento