El exmánager de Ella Baila Sola desvela por qué se separaron hace 20 años y señala a una: "Fue terrible, un horror"

  • El dúo ha anunciado su vuelta a los escenarios.
La vuelta de Marta y Marilia, Ella Baila Sola.
La vuelta de Marta y Marilia, Ella Baila Sola.
EFE

Marilia Casares y Marta Botía, las dos fundadoras del dúo Ella Baila Sola, anunciaron hace una semana que se van a volver a  reunir otra vez 20 años después de su sonada separación con una agenda de actividades que incluirá conciertos en vivo.

Compañeras de instituto, fue en 1996 cuando Botía (Madrid, 1974) y Casares (Cuenca, 1974) grabaron su primer tema, Lo echamos a suertes, que se convirtió en un éxito tanto en España como en Latinoamérica y dio pie a su primer disco, titulado sencillamente Ella Baila Sola, con otros temas de calado como Cuando los sapos bailen flamenco o Amores de barra.

Las armonías construidas con sus dos voces en canciones melódicas de producción semiacústica y temáticas de empoderamiento femenino conquistaron al público, por lo que aquel debut logró despachar más de un millón de copias solo en España, convirtiéndose en uno de los más vendidos.

Le seguirían E.B.S. (1998) y Marta y Marilia (2000), su último álbum de estudio, tras el que llegó el recopilatorio Grandes éxitos: 96-98-00 y el inesperado anuncio de la disolución del dúo.

Precisamente de las razones ha hablado ahora Gonzalo Benavides, productor, exmánager y descubridor del dúo, que da su versión de lo sucedido hace ahora más de dos décadas.

"La que mejor imagen dio siempre fue Marilia, pero en la vida real es completamente diferente"

Benadives señala a una de ellas, Marilia, como la causante de la ruptura. "La que mejor imagen dio siempre fue Marilia, pero en la vida real es completamente diferente", asegura en Vanity Fair.

"El primer día las críticas aplaudieron a Marilia", recuerda Benavides, haciendo referencia a un doble concierto en Madrid para presentar su primer disco cuando Lo echamos a suertes ya era todo un éxito nacional. "Dijeron que se movía por el escenario como una cantante de rock experimentada. Pero de Marta apenas hablaban. Así que las reuní a las dos y dije: 'Marta, tú eres el 50% de Ella Baila Sola y tienes que salir al escenario a sudar la camiseta, a que se te oiga y a que se te vea. No puedes salir ahí como una seta a tocar la guitarra sin que se te vea".

Unas palabras que, según Benavides, no sentaron nada bien a Marilia. "Se puso a gritarme: '¿Y tú por qué le tienes que decir a ella nada? ¿Si yo sudo la camiseta por qué ella tiene que ser igual?'. Pero el caso es que Marta se dio cuenta y empezó a creérselo más. Empezó a trabajar y a salir con actitud de artista, sin miedo y sin vergüenza. Pues aquello fue el principio de los problemas con Marilia. Aquello. Nada más. A los tres meses de salir el disco. Una niña que una vez le dijo a mi madre: 'Gracias por parir a Gonzalo porque si no no estaríamos aquí' y que ahora me estaba gritando: 'Aquí la artista soy yo'. No me podía creer el cambio que dio, fue impresionante", recuerda el productor.

"[Marilia] se quejaba de que la compañía eligiese siempre canciones de la otra como 'singles', eso trajo muchos problemas"

Según su versión, Marilia también se quejaba de que eligieran como singles más temas de Marta que de ella. "[Marilia] se quejaba de que la compañía eligiese siempre canciones de la otra como singles, eso trajo muchos problemas. Pues porque va a ser, porque compone mejor que tú. Yo siempre les dije que Marta componía mejor y Marilia cantaba mejor. Es un tema de ego y de pasta, la SGAE te da más dinero si has sido la autora de los singles".

Entonces, y a pesar de que él las aconsejaba dar la imagen de "chicas sencillas", ellas comenzaron una especie de competición para enseñar quién era la mejor. "Empezaron a competir por ser la más alta, la más guapa. Y el sujetador más... Yo creo que ahora no les va a ocurrir eso, son más mayores, tienen 46 o 47 años. Los egos vienen siempre por inseguridades, porque quieres proteger lo tuyo. De repente viene tu familia y te dice 'pues se te oía menos a ti' o 'a ti se te ve menos en la tele".

"Todo por separado. Todo. Aquello fue terrible. Cada una tenía su arreglista para dirigir a los músicos y yo en medio diciendo: 'pues yo subiría un poco más la pandereta'. Pero no me hacían ni puto caso"

En ese sentido, recuerda momentos como que ellas "querían que en la tele las sacasen el mismo número de planos a cada una" o que, en la última etapa, durante el tercer disco, ni siquiera interactuaban entre ellas, ya que grababan canciones, fotos y videoclips por separado y viajaban con equipos distintos.

"Todo por separado. Todo. Aquello fue terrible. Cada una tenía su arreglista para dirigir a los músicos y yo en medio diciendo: 'pues yo subiría un poco más la pandereta'. Pero no me hacían ni puto caso. Marta me escuchaba un poco más, Marilia nada. Un horror. Un horror. Llegó un momento en el que Marta me dijo que lo dejaba porque no podía más y me pidió que produjese su disco en solitario".

Así, finalmente el dúo anunció su separación en octubre de 2001, justo cinco años después de su debut.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento