Israel detecta que la variante sudafricana es resistente a la vacuna de Pfizer

Trabajadores de una planta francesa embotellan dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus.
Trabajadores de una planta francesa embotellan dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus.
EFE /EPA / Christophe Ena

La variante del coronavirus detectada en Sudáfrica, B.1.351, ofrece una mayor resistencia que la variante británica a la vacuna de Pfizer y, por lo tanto, podría evadir esa protección deseada, según apunta un estudio israelí.

La investigación, que no especifica el grado de resistencia de esta variante ante la vacuna, se basó en una muestra de 800 personas -400 habían dado positivo en Covid 14 días o más después de recibir una o dos dosis de la vacuna, mientras que las otras 400 eran pacientes Covid no vacunados-.

Los investigadores identificaron que el porcentaje de casos de la cepa sudafricana en comparación con la británica era significativamente más alto entre personas que habían recibido ambas dosis de la vacuna frente a quienes solo habían sido inoculados con una.

En concreto, descubrieron que entre pacientes infectados una vez pasados los 14 días de haber recibido la primera dosis de la vacuna, menos del 0,5% había contraído la cepa sudafricana de coronavirus. Esta cifra fue casi idéntica al analizar al grupo de control, compuesto de la misma cantidad de pacientes, de edades similares y que no habían recibido la vacuna.

Sin embargo, entre las personas que se habían contagiado de coronavirus dos semanas después de haber recibido la segunda dosis de la vacuna, el porcentaje de pacientes portadores de la cepa sudafricana fue del 5,4%, mientras que en el grupo de control de personas no vacunadas la cifra fue de un 0,7%.

"Los resultados indican que la variante sudafricana es capaz, hasta cierto punto, de romper las defensas de la vacuna", explica en un comunicado Adi Stern, profesora de la Escuela de Biomedicina de la Universidad de Tel Aviv y una de las autoras del estudio, que ha sido llevado a cabo por la principal mutua de sanidad israelí, Clalit, y la Universidad de Tel Aviv. Los resultados han sido publicados de forma preliminar en medRvix.com, a la espera de la revisión por pares.

A pesar de este hallazgo, la investigadora ha señalado que el estudio no indica con precisión el nivel de protección contra la variante sudafricana porque su prevalencia en Israel sigue siendo extremadamente baja, alrededor del 1% de los casos.

Para el profesor Shay Ben-Shachar, investigador de Clalit, "los hallazgos señalan que todavía no podemos considerar la pandemia como una cosa del pasado, y que sigue siendo importante continuar con el distanciamiento social y el uso de mascarillas", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento