Muere a los 38 años una exconcursante del Gran Hermano británico que luchaba contra la anorexia

  • La joven había ingresado en una clínica privada para tratar su trastorno y sus amigos habían recaudado fondos.
Nikki Grahame, en una imagen de 2009.
Nikki Grahame, en una imagen de 2009.
WIKIPEDIA

Nikki Grahame, exconcursante de la versión británica del reality show de televisión Gran Hermano, ha muerto este viernes a los 38 años de edad, tras varios años luchando contra la anorexia que sufría. 

Tal y como recoge el Mirror, fue un amigo de la joven llamado Leon Dee quien confirmó el deceso: "Con gran tristeza tenemos que informarles de que nuestra querida amiga Nikki falleció en la madrugada del viernes 9 de abril".

"Nos rompe el corazón saber que alguien tan valioso nos haya sido arrebatado a una edad tan joven. Nikki no solo cambió la vida de millones de personas, sino también a sus amigos y familiares que la extrañarán profundamente", dijo el comunicado.

La estrella de Gran Hermano ingresó hace poco en una clínica privada para tratar su trastorno alimenticio después de que sus amigos lograron reunir miles de libras para su tratamiento contra la anorexia, en concreto 69.000 (casi 80.000 euros).

El estado de la joven había empeorado recientemente y por ello había ingresado en una clínica, porque el tratamiento de la sanidad pública británica era insuficiente para su recuperación.

Una vida marcada por la anorexia

El mes pasado, la madre de Nikki, Sue, hizo una aparición desgarradora en el programa de televisión This Morning, donde habló sobre la batalla de su hija con la anorexia.

Los problemas empezaron cuando Nikki tenía seis años y practicaba gimnasia. Llegó a estar ingresada y a recibir tratamiento psiquiátrico infantil. A los 12 años intentó suicidarse.

Pese a sufrir varias recaídas, en el año 2006 entró en la versión británica de Gran Hermano, donde se hizo famosa, tanto que después tuvo su propio programa, así como diferentes apariciones en otros realities.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento