El duque de Edimburgo será enterrado en un lugar provisional hasta la muerte de la reina

La reina Isabel II y su marido Felipe de Edimburgo, casados desde 1947.
La reina Isabel II y su marido Felipe de Edimburgo, casados desde 1947.
RTVE

Tras la muerte, este viernes, del príncipe Felipe, duque de Edimburgo, todos los esfuerzos en la familia real británica se centran en darle el mejor funeral posible al marido de la reina Isabel II.

El funeral es el próximo sábado, tras lo que los restos del duque descansarán en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor, en concreto en la bóveda real. Pero no será este su lugar de descanso definitivo.

Tal y como recoge el Mirror, el féretro del príncipe Felipe se trasladará cuando la reina muera, para que puedan estar juntos para siempre. Será enterrado con la reina en la capilla conmemorativa y sus ataúdes sepultados juntos.

Antes de que el duque de Edimburgo sea sepultado, un miembro del equipo médico de la casa real lo examinará y determinará la causa de su muerte. Es probable que esto suceda en su ala médica del Castillo de Windsor.

Posteirormente, el Duque será colocado en un ataúd que será llevado a la Capilla de San Jorge dentro de los terrenos del Castillo de Windsor. Por expreso deseo del duque, no habrá capilla ardiente.

Desde que se conoció el deceso del duque, la principal preocupación de la familia real ha sido garantizar que no se produzcan aglomeraciones en el contexto de la pandemia de coronavirus.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento