Fármacos reposicionados podrían controlar la progresión de la Covid-19

Ampollas del medicamento antiviral Remdesivir para pacientes con COVID-19.
Ampollas del medicamento antiviral Remdesivir para pacientes con COVID-19.
SASCHA STEINBACH / EFE

Tratar la COVID-19 en sus primeras etapas para evitar que la enfermedad se complique y el enfermo termine ingresado en la UCI o incluso fallecido. Ese es el objetivo de varios investigadores de diferentes organismos de todo el mundo, que han colaborado para identificar fármacos que puedan contener el avance de esta patología desde los síntomas iniciales.

Científicos del VA Boston Healthcare System, la Universidad de Cambridge, el Instituto Europeo de Bioinformática del EMBL (EMBL-EBI) y el Istituto Italiano di Tecnologia (IIT) han utilizado un estudio de genética humana a gran escala para identificar objetivos farmacológicos importantes para controlar la COVID-19 en sus primeras etapas.

Con estos métodos, los expertos han identificado las proteínas IFNAR2 y ACE2 como objetivos de posibles fármacos para el tratamiento temprano de la COVID-19. Mientras estudios anteriores se habían centrado principalmente en encontrar medicamentos para pacientes que ya estaban hospitalizados o en estado crítico, este ha tenido como objetivo localizar compuestos que puedan ser utilizados para atajar precozmente la enfermedad provocada por el SARS-CoV-2.

La investigación, publicada en la revista Nature Medicine, busca ensayos clínicos sobre medicamentos dirigidos a las proteínas IFNAR2 y ACE2 para ayudar a prevenir la hospitalización por COVID-19. Recetar estos fármacos después de que los pacientes hayan sido diagnosticados, pero antes de que sus afecciones requieran ingreso, podría ayudar a minimizar los síntomas y reducir la cantidad de contagiados que requieren cuidados intensivos.

Prevención de la hospitalización por COVID

Para localizar todos los genes que codifican proteínas que sirven como dianas terapéuticas para fármacos aprobados o en desarrollo clínico, los autores han utilizado métodos de análisis computacional y la base de datos de bioactividad de ChEMBL. 

Gracias a este enfoque, han identificado 1.263 genes con la potencialidad de convertirse en posibles dianas terapéuticas.

El paso siguiente ha sido el de investigar la prevalencia de variantes genéticas potencialmente interesantes dentro de dos grandes conjuntos de datos del Programa 'Million Veteran' de VA y de la Iniciativa COVID-19 Host Genetics. En el análisis se incluyeron un total de 7.554 pacientes contagiados y hospitalizados y más de un millón de personas de control. Este método ha proporcionado evidencia para medicamentos dirigidos a dos proteínas en concreto: ACE2 e IFNAR2.

"Cuando comenzamos este proyecto, la mayoría de los ensayos se estaban realizando en pacientes hospitalizados", señala Juan P. Casas, médico epidemiólogo del VA Boston Healthcare System. "Se estaban probando muy pocos tratamientos para administrarlos a personas en las primeras etapas de la enfermedad. Sin embargo, a medida que aumentaba la disponibilidad de pruebas diagnósticas, se abría una oportunidad para identificar y tratar a los contagiados antes de que progresasen a formas más graves de la COVID-19 que requiriera hospitalización”, añade.

"A pesar de que se estén implementando en todo el mundo vacunas efectivas contra el virus SARS-CoV-2, sigue siendo muy importante identificar medicamentos que podamos utilizar para el tratamiento. Entender mejor qué fármacos podemos usar para prevenir la progresión de la enfermedad puede salvar vidas”, apunta Andrew Leach, director de Biología Química del EMBL-EBI.

Una estrategia computacional

Otro de los factores importantes de este estudio ha sido la velocidad. "Descubrir nuevos medicamentos suele llevar mucho tiempo y esto no es ideal, teniendo en cuenta la urgencia de la pandemia”, dice Anna Gaulton, coordinadora del grupo ChEMBL en el EMBL-EBI. 

"A pesar de que se estén implementando vacunas efectivas, sigue siendo muy importante identificar medicamentos para el tratamiento"

"La base de datos de ChEMBL nos permite identificar rápidamente las dianas proteicas de los fármacos y compuestos actualmente disponibles en ensayos clínicos en etapa avanzada. La referencia cruzada de esta información con los resultados de los análisis genéticos nos permite localizar nuevas oportunidades potenciales para reposicionar fármacos para el tratamiento de la COVID-19", dice.

En este estudio, han utilizado asociaciones genéticas medidas en conjuntos de datos humanos a gran escala para predecir los efectos de los medicamentos, detalla Claudia Giambartolomei, investigadora del IIT. 

"Una vez identificados los instrumentos genéticos correctos, estas asociaciones se pueden usar para vincular un gen que codifica para una diana farmacológica en una enfermedad sin esperar los resultados de los ensayos clínicos. Este trabajo ha constituido un esfuerzo de colaboración apasionante en el que expertos de diferentes áreas se han reunido y han respondido tempestivamente a una necesidad urgente”, agrega.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento