Infinity Lithium recurrirá la cancelación del permiso de investigación de la mina de Cáceres y llegará "hasta el final"

La empresa que promueve una mina de litio en la Sierra de la Mosca de Cáceres Infinity Lithium ha anunciado que presentará, en el plazo de un mes, un recurso de alzada contra la resolución de la Junta de Extremadura de cancelar el permiso de investigación denominado Valdeflórez, sobre dos cuadrículas mineras, por entender que esta decisión es "arbitraria" e "imprudente" y está basada en "cuestiones políticas y no jurídicas", ya que no se ajusta a derecho.
El director general de Infinity Lithium, David Valls, y el director de relaciones internacionales, Cayetano Polo, en una rueda de prensa en la han anunciado que presentarán recurso por la denegación del permiso de inve
El director general de Infinity Lithium, David Valls, y el director de relaciones internacionales, Cayetano Polo, en una rueda de prensa en la han anunciado que presentarán recurso por la denegación del permiso de inve
EUROPA PRESS

El director general de la mercantil en España, David Valls, y el director de relaciones institucionales de Infinity Lithium, Cayetano Polo, han anunciado este viernes la decisión de presentar este recurso que la Junta tendrá que resolver en el plazo de seis meses y, en caso de que no se concediera finalmente el permiso, se recurrirá a la vía judicial y "se llegará hasta el final, sea cual sea el tiempo y el coste", ha dicho Valls.

"El planteamiento de la empresa es llegar hasta el final, sea cual sea el tiempo necesario y sea cual sea el coste y, en cualquier caso, ese coste es mucho menos que en el que ha incurrido la empresa en el desarrollo del proyecto y, una vez que se entre en el proceso judicial, los plazos no están definidos y depende de las capacidades de los tribunales", ha añadido, en alusión a lo que este proceso se podría dilatar.

En una rueda de prensa en la capital cacereña, ambos representantes de la empresa han lanzado duras críticas a la Junta de Extremadura ya que consideran que la posición "inmovilista" de la Administración regional crea "inseguridad jurídica" para otros proyectos que quieran implantarse en la región, y han insistido en que la idea de la empresa es "seguir adelante" con este proyecto que pretende extraer litio de la Sierra de la Mosca cacereña.

"A pesar de esta posición política inmovilista, en la que solo se le da voz a una parte minoritaria de la población, nuestros esfuerzos se redoblarán", ha dicho Valls, que ha añadido que la creación de las nuevas industrias relacionas con el litio y la fabricación de baterías para vehículos eléctricos quieren venir a España, a Extremadura y a Cáceres, pero "el mensaje que se está proyectando es que para que una inversión venga no depende del marco jurídico, ni de una valoración objetiva, sino de una decisión política" de la Junta de Extremadura que le da "voz" al Ayuntamiento de Cáceres.

En la comparecencia, Valls ha recordado que en el proceso inicial del permiso de investigación de Valdeflórez, que se concedió en 2016, la Junta de Extremadura contestó 15.000 alegaciones y las desestimó pero la "única" alegación que ha atendido ahora ha sido la presentada por el Ayuntamiento de Cáceres, cuando en el inicio del procedimiento la Junta puso de manifiesto que el proyecto era compatible urbanísticamente con la normativa.

MISMA SITUACIÓN QUE EN 2016

"Bajo la misma situación y con los mismos criterios no puede haber una decisión en un sentido en 2016 y cambiar esa decisión en este momento", ha subrayado el director general de Infinity Lithium, que ha reiterado que esta denegación no se basa en cuestiones técnicas sino políticas, ya que no han cambiado las condiciones normativas desde la concesión hace cinco años.

A la pregunta de por qué no se presenta ya el permiso de explotación para que se inicie el procedimiento y se ponga en marcha la declaración de impacto ambiental, Valls ha respondido que todo este proceso previo le da a la ciudadanía la oportunidad de conocer el proyecto y alegar, por lo que si se da el paso a la presentación de explotación "se quita a la ciudadanía el derecho a conocerlo", ya que en este paso previo la Administración tiene que resolver y contestar todas las alegaciones presentadas.

Valls ha incidido en que en 2018, cuando se iniciaron los trabajos de investigación, se demostró que el proyecto "era viable técnica y económicamente" pero el Ayuntamiento de Cáceres no permitió la modificación del Plan General Municipal (PGM).

Además, ha recordado que, en todo este proceso, se han tenido contactos "serios y sólidos" con empresas del sector de las baterías de litio a nivel internacional, pero ha vuelto a reiterar que "ante este contexto de inseguridad jurídica es muy difícil que multinacionales con inversiones multimillonarias quieran instalarse alrededor del proyecto de Valdeflórez".

En cuanto a la inversión directa que la empresa Infinity Lithium ha realizado desde el comienzo de todo este proceso, cuando acudió al concurso público planteado por la Junta de Extremadura en 2015, Valls no ha especificado la cantidad, pero ha dicho que ha sido "muy elevada", por lo que no descarta pedir una indemnización en el caso de que no salga adelante el proyecto.

Cabe recordar que la consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad, Olga García, anunció ayer en la Asamblea de Extremadura que la Dirección General de Industria, Energía y Minas ha denegado el permiso de investigación denominado Valdeflórez por ser contrario al Plan General Municipal (PGM) de Cáceres.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento