Tipos de abonos para plantas de exterior y cómo usarlos correctamente

Abono para plantas.
Abono para plantas.
©GTRESONLINE

El abono es uno de los aliados para darle a las plantas de exterior un aporte extra de nutrientes que permita que crezcan sanas y fuertes, sobre todo, llegados los meses de primavera, cuando la mayoría de ellas comienza la floración.

De este modo, es importante saber, en primer lugar, que hay que elegir el abono adecuado y específico para cada tipo de plantas, según sus características y necesidades. En segundo lugar, también hay que tener en cuenta que un exceso de abono también es perjudicial para la planta. 

¿Qué tipos de abono hay?

Según la composición de los abonos, estos se pueden clasificar, según Verdecora, en los siguientes tipos: 

  • Abonos orgánicos: son de procedencia natural, es decir, con materiales naturales. Son los más respetuosos para el medioambiente. 
  • Abonos minerales: son aquellos específicamente diseñados para cada tipo de planta. El nitrógeno, fósforo, potasio y otros elementos están equilibrados en un laboratorio.

Por otro lado, según la utilización que se les dé, los abonos pueden ser:

  • Abono universal: es genérico y cubre las necesidades nutricionales tanto de las plantas de interior como las de exterior. Puede ser granulado o líquido. 
  • Abono para rosales: lógicamente, este es el bono específico para rosales, pero también sirve para otras plantas arbustivas con flor, como los jazmines. 
  • Abono para plantas verdes: sirve para mantener el verdor característico de estas plantas gracias a su composición, donde destacan el potasio y el hierro. 
  • Abono para cítricos: es otro abono específico y sirve para mantener los árboles frutales con su belleza ornamental característica y para que dé sus frutos sin desgastarse llegado el momento. 
  • Abono para hortensias: es también apto para plantas de sombra. Entre los cuidados de las hortensias hay que destacar su demanda de un suelo ácido. 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento