'Apurtu Telebista'.´Apurtu Telebista´ (´Romper la televisión´). Así se llamaba el primer canal de televisión, a través de Internet y lanzado al parecer desde el pasado lunes, con el fin de enaltecer y justificar el terrorismo de ETA. Hablamos en pasado ya que la página, alojada en el dominio francés gandi.net, ha sido retirada de la web por sus propios promotores, pertenecientes al Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV). "El nombre de dominio asociado con este sitio web actualmente está siendo ´aparcado´ por su propietario", indica la página.

Esta televisión se presentaba como "una nueva forma de ver la realidad"

Desde el Ministerio del Interior se informa a 20minutos.es que las fuerzas de seguridad están investigando el origen de este portal, así como el de otros con contenidos similares, pero se indica que no ha habido una orden policial para que se elimine. "No es algo tan sencillo, suele hacerse por orden de un juez", explican.

Los detalles de esta televisión ha sido ofrecidos este viernes por el diario ABC, que explica que la intención de la web era animar a los etarras que cumplen condenas en la cárcel para "aplacar las crecientes críticas de los reclusos y familiares hacia los cabecillas etarras por haber dinamitado el proceso de paz".

No te pierdas la actualidad represiva de nuestra Tierra

Esta televisión "convencional" y "con programación continua" se presentaba como "una nueva forma de ver la realidad". "Iremos añadiendo vídeos semanalmente para que no te pierdas la actualidad represiva de nuestra Tierra", se decía.

¿Contenidos? ABC informa que se emitían reportajes sobre presos y sus familiares haciendo referencia a la política de dispersión o sobre presuntos malos tratos de la Guardia Civil y de la Policía a los etarras detenidos. También había declaraciones en las que se consideraba "crímenes de Estado" las muertes en accidentes de tráfico de algunos familiares al acudir a una cárcel a ver a un preso etarra.

Otros contenidos

Pero hay más. Se publicaban imágenes de entierros de etarras y vídeos que mostraban las placas profesionales de guardias civiles y policías. Incluso se incluía una "tienda de ETA" con productos relacionados con la banda.

El símbolo del canal, concluye el citado diario, era un viejo televisor con unas rejas en la pantalla y con una persona detrás "falto de libertad".