El 58% de los propietarios cree que la intervención del Gobierno en el precio de los alquileres paralizaría la oferta

Radiografía del arrendador en España.
Radiografía del arrendador en España.
Henar de Pedro

La mayoría de los arrendadores de vivienda españoles consideran que una Ley de Vivienda intervencionista provocará una reducción de la oferta existente pero se muestran dispuestos a aceptar medidas para bajar el precio de los alquileres siempre que obtengan alguna compensación, como agilizar los procesos de desahucio en caso de impago o acceder a beneficios fiscales. 

Estas son las principales conclusiones del informe presentado este jueves Radiografía del arrendador en España. ¿Cómo afectarían las medidas intervencionistas en el mercado del alquiler?, realizado por Fotocasa y la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA) con la intención de analizar la visión de los propietarios respecto al papel del Estado en el mercado de los alquileres privados y estudiar el grado de aceptación entre este colectivo de las medidas intervencionistas por parte de las administraciones. El estudio llega en un momento en el que PSOE y Podemos se encuentran negociando la nueva Ley de Vivienda.

El estudio, basado 809 entrevistas a arrendadores con especial foco en Madrid, Cataluña, Andalucía y la Comunidad Valenciana y con un nivel de confianza del 95,5%, señala que el 58% de los propietarios creen que el intervencionismo del Gobierno en los alquileres privados paraliza el aumento la oferta de viviendas. En concreto, un 28% se muestra muy de acuerdo y un 30% bastante de acuerdo, frente a un 10% que se muestra poco de acuerdo y un 5% nada de acuerdo. El 27% no se muestra en acuerdo ni en desacuerdo.

La intervención directa del Gobierno en el mercado del alquiler tendría como consecuencia un alza en los precios, en opinión del 40% de los arrendadores que defiende que el Estado no debe actuar como regulador de los arrendamientos privados. 

Radiografía del arrendador en España.
Radiografía del arrendador en España.
Henar de Pedro

Sin embargo, la mayoría se ha mostrado favorable a aceptar medidas intervencionistas si el Gobierno ofrece a cambio de compensaciones. El 75% se ha mostrado favorable a aceptar medidas intervencionistas si se agilizan notablemente los procesos de desahucios para recuperar las viviendas lo antes posible; mientras que el 67% aceptaría a cambio de que se mejorase la fiscalidad de los arrendadores. 

Asimismo, un 72% de los propietarios estaría a favor de la intervención estatal si se pudieran aumentar las garantías que se exigen a los inquilinos. Por último, un 73% apoyaría medidas intervencionistas si pudiera consultar los antecedentes de morosidad en bases de datos oficiales. 

¿Cómo bajar el precio del alquiler? 

En cuanto a las medidas para bajar los precios de los alquileres, el 78% de los arrendadores considera que agilizar el plazo de los desahucios en caso de impago de renta contribuiría a bajar los precios, ya que la oferta aumentaría al proporcionar más garantías al propietario. Otra acción que creen adecuada el 67% es aumentar el parque público de vivienda, lo que obligaría a los arrendadores a ajustar los precios. 

El informe deja claro también que hay dos cuestiones principales que preocupan a los propietarios a la hora de decidir si poner su inmueble en alquiler. El 84% está muy preocupado por el estado en el que quedará su vivienda una vez finalice el contrato mientras que el 79% se siente desprotegido legalmente ante cualquier problema con el inquilino.

“La Ley de Vivienda que está preparando el Gobierno, si quiere ser justa y equitativa, tiene que incorporar necesariamente las opiniones de los propietarios particulares recogidas en este amplio estudio. Estos propietarios, que representan a más del 85% de los arrendadores en España, ofrecen algunas vías de solución para mejorar el acceso al alquiler: como incrementar el gasto social y el parque público de viviendas, incentivar y no penalizar y aumentar las fórmulas de colaboración público-privadas”, opina José Ramón Zurdo, Director General de la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA).

Perfll del propietario: hombre, 54 años y con estudios superiores

El estudio revela que el perfil del propietario actual es de un hombre de 54 años de media, con estudios superiores y unos ingresos entorno a los 42.000 euros. Se trata de ciudadanos que en el 88% de los casos que poseen dos propiedades: su vivienda habitual y la de alquiler. 

El principal motivo para alquilar una vivienda a un tercero es rentabilizar las inversiones para casi la mitad de los propietarios (45%), aunque también tiene un peso importante la necesidad de ingresos adicionales (42%). En cuanto a la modalidad en la que alquilan su propiedad, el alquiler residencial tradicional (84%) despunta claramente sobre el alquiler turístico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento