Seat aplicará más sacrificios laborales los próximos dos años pese a fabricar el Q3

  • Anuncia modelos y prevé crear más ocupación.
  • Ejecutará la contención salarial y un ERE temporal hasta que se fabrique el Audi Q3 en 2011.
Línea de producción de Seat en Martorell.
Línea de producción de Seat en Martorell.
ARCHIVO

Como si hubieran ganado el Mundial de fútbol o los Juegos Olímpicos. Éstas fueron ayer dos de las comparaciones que trabajadores y empresa utilizaron para celebrar que Volkswagen haya decidido adjudicar la producción del Audi Q3 a la planta de Seat de Martorell, por delante de las fábricas de Alemania, Hungría y Eslovaquia (esta última recibirá 300 millones para producir nuevos utilitarios pequeños también para Seat). Pero, esta victoria conllevará sacrificios laborales.

Pronto habrá otras buenas noticias

El presidente de Seat, Erich Schmitt, anunció que, hasta que se empiece a producir el Q3 en 2011, "seguramente" habrá que aplicar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal, si bien, por entonces, se espera crear nueva ocupación.

Pese a que los trabajadores aceptaron congelarse el salario un año, Schmitt confirmó que no es suficiente y que pondrán en marcha otras "medidas adicionales", como situar los aumentos de sueldo por debajo de la tasa de inflación. "Ante las plantas de Europa del Este, en la parte de costes", según Schmitt, Martorell aún no es competitiva.

El presidente de Seat negó que Volkswagen vaya a recibir 300 millones en ayudas por parte del Gobierno y de la Generalitat y prefirió hablar de "préstamos a interés bajo". Sea como sea, quedan garantizados 1.200 puestos de trabajo en Seat, otros 300 se mantienen por el aumento de la demanda del modelo Ibiza (sobre todo, en Alemania, donde hay ayudas directas a la compra de coches, medida que Seat reclama que se implante en España).

La adjudicación del Q3 a Seat será la primera, pero no la última

La adjudicación del Q3 garantiza 5.000 empleos de la industria auxiliar y, como se deben construir tres naves para producirlo, también animará, en parte, la construcción.

La planta de Seat quedará preparada para producir para otras marcas. Schmitt adelantó que próximamente se anunciará la producción de nuevos modelos adicionales.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, aseguró que la planta de Seat tiene "garantizado el futuro para las próximas décadas". Y la adjudicación del Q3 a Seat "será la primera, pero no la última". "Pronto habrá otras buenas noticias" para la industria automovilística, afirmó. La Generalitat anunció un acuerdo con Seat para crear un centro de investigación y diseño y valoró el trabajo conjunto entre administraciones y sindicatos para conseguir el Audi Q3.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento