Iberia fletará este martes un segundo vuelo para repatriar turistas españoles atrapados en Marruecos

Varios pasajeros del vuelo de repatriación a España en el aeropuerto de Casablanca, en Marruecos.
Varios pasajeros del vuelo de repatriación a España en el aeropuerto de Casablanca, en Marruecos.
EFE

Iberia ha programado para este martes un segundo vuelo de repatriación de turistas españoles atrapados en Marruecos como consecuencia del cierre de las conexiones aéreas con España y Francia decretado por ese país el pasado 31 de marzo.

Igual que hizo con el primer vuelo de este domingo, Iberia operará con el Airbus A350, su avión más grande, con capacidad para 348 personas.

Como en el vuelo del domingo, el vuelo de este martes despegará de Casablanca a las 16.40 horas y llegará a Madrid a las 19.20, y ya se ha completado con los clientes que no pudieron acceder al primero. En Marruecos había unos 3.000 turistas en el momento del anuncio de cierre de vuelos por el Gobierno de Rabat.

Los españoles atrapados en el país africano vivieron con una enorme incertidumbre esta situación. "Puede que a la vuelta ya no tenga trabajo", denunció a 20minutos Álvaro, que viajó junto a su mujer de origen marroquí, que llevaba casi dos años sin ver a su familia, y su cuñado. "Había rumores de una posible cancelación y cuando preguntamos, lo negaron y nos dijeron que eran bulos", criticó este ciudadano español, asegurando que les dejaron subir a un avión el lunes por la tarde "sin saber si vuelven".

Lo mismo que ha ocurrido ahora con la Embajada de España en Casablanca, durante toda la crisis del Covid Iberia ha trabajado estrechamente con el Ministerio de Exteriores y la Unión Europea y, en los primeros meses de pandemia realizó más de 50 vuelos de repatriación, algunos a destinos como Australia o Filipinas, donde no había volado antes.

Más sencillo ir a Rabat que de Madrid  a Segovia

El perfil dominante eran españoles que se desplazaron a Marruecos aprovechando que es más fácil viajar fuera que dentro de España por las restricciones de movilidad entre regiones, y que Marruecos hasta la semana pasada ponía alfombra roja a los turistas europeos justo cuando su sector turístico, vital como creador de empleos y proveedor de divisas, empezaba a sacar la cabeza tras un año de bancarrota.

En Marruecos, las restricciones de movilidad son casi inexistentes para los turistas, salvo los toques de queda nocturnos en todas las ciudades, y eso ha permitido el regreso paulatino de los viajeros desde Europa, de donde procede la mayoría de visitantes al país magrebí.

El cierre del espacio aéreo con España y Francia -principales proveedores de turistas y viajeros a Marruecos- fue decidido para evitar la propagación en el país de las nuevas cepas del coronavirus, que dé al traste con el manejo exitoso que el país ha tenido con la pandemia hasta ahora.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento