La insólita respuesta de Fidel Albiac en su reaparición tras el documental de Rocío Carrasco

<p>Rocío Carrasco y Fidel Albiac saliendo de la obra de teatro <em>Punto de partida</em>, en homenaje a Rocío Jurado.</p>
Rocío Carrasco y Fidel Albiac saliendo de la obra de teatro Punto de partida, en homenaje a Rocío Jurado.
KLB / GTRES

El pasado domingo, Fidel Albiac tomó protagonismo en la serie documental que ha realizado su mujer, Rocío Carrasco, en la que habla de la que ha sido su vida en estos últimos 25 años.

En el último capítulo emitido, la hija de 'la más grande', Carrasco contó cómo fueron los inicios con él, que se remontan al verano de 1999. "Estaba en la puerta del chalet de la casa de mi madre comiendo pipas y de repente veo que va pasando por la calle con una amiga de mis primas. Salí por la cancela, me lo presentaron y dije: '¡hostia!'. No sabía dónde meterme, fue un impacto grande cuando le vi, en ese mismo momento supe que de alguna forma era para mí", relató.

La suya es una relación que nació de la amistad, recordó. "Entablamos una relación de amistad pura y dura. Hablamos mucho por teléfono, íbamos a la playa. Me volvía loca, gustar es poco, pero yo era consciente de que él estaba saliendo con una persona y yo no le iba a hacer a nadie lo que me hicieron a mí. Todo lo que ha contado Antonio David cuando nos vio es mentira, yo lo que hice fue despedirme, me fui a mi casa. Nadie estaba encima de nadie, no es real, no es ni su verdad ni la mía, simplemente no es real, nadie se asustó".

Lo que sí pasó, con el tiempo, fue que la relación fue a más. "Nuestro primer beso fue maravilloso, estaba flotando. Llegó la luz, la ilusión, el amor, el apoyo, la comprensión, llegaron muchísimas cosas buenas. Lo que pasa que han puesto muchas trabas, pero no lo han conseguido. En esta historia no he sufrido yo sola".

Más tarde, también contó el accidente que ambos tuvieron y que estuvo a punto de costarle la vida a Carrasco. 

Un relato que le ha situado en el centro de todas las miradas y, hace tan solo unas horas, las cámaras de los medios cazaron al marido de Rocío por la calle

En las imágenes, donde se le ve acompañado de Anabel Dueñas, protagonista del musical Qué no daría yo por ser Rocío Jurado, que produce junto a su mujer, se mete en el coche para evitar las preguntas de los reporteros.

Sin embargo, una reportera insiste: "¿Cómo se encuentra Rocío después del musical?", preguntan.

Aunque llevaba varios segundos, lo que dura toda la secuencia, sin decir nada, Fidel en esta ocasión sí acierta a decir un extraño: "¿Qué musical?", esbozando una leve sonrisa.

Cuando la periodista le vuelve a formular, esta vez bien, la pregunta, Albiac vuelve al silencio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento