No sólo luce un cuerpo espectacular a sus 35 años. Inés Sastre, la musa morena de las pasarelas de los ochenta, confiesa en un reportaje en el último número de la revista Elle que el amor de pareja le resulta "difícil": "No he tenido la madurez suficiente para la convivencia", admite.

Sin embargo, no está sola: su hijo Diego, de dos años, ha sido quien "ha puesto orden" en su vida. 

No he tenido la madurez suficiente para la convivencia

Sastre no descuida su aspecto físico y acude
dos días a la semana al gimnasio, utiliza buenos cosméticos, practica deporte al aire libre (acaba de ganar un torneo de golf en Sudáfrica) y vigila su alimentación, aunque reniega de dietas.   

Afirma que no ha sucumbido a la cirugía

Respecto a su vida sentimental, habla de su fracaso matrimonial con el italiano Alex Corrías. A pesar de ser una mujer equilibrada, el balance le ha faltado en el plano amoroso, sostiene.

Se define como "superromántica" y relata que se ha tomado un año sabático en lo sentimental "porque el amor de pareja se ha vuelto muy complicado en estos tiempos".