Griñán ya es presidente de Andalucía con la lucha contra la crisis como principal objetivo

  • Se califica como un presidente "legítimo y legal" mientras Javier Arenas le critica que no pase antes por las urnas.
  • Griñán ofrece "diálogo político para salir de la crisis económica".
José Antonio Griñán, investido como nuevo presidente de la Junta de Andalucía.
José Antonio Griñán, investido como nuevo presidente de la Junta de Andalucía.
Eduardo Abad / EFE

José Antonio Griñán ha sido investido este miércoles como nuevo presidente de la Junta de Andalucía en sustitución de Manuel Chaves, después de que este último entrara a formar parte del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, con lo que se inicia una nueva etapa en la comunidad autónoma marcada por la intención de Griñán de llegar a acuerdos con la oposición para luchar contra la actual crisis económica.

El nuevo presidente ha recibido el apoyo de los 56 diputados socialistas y el rechazo de los 47 parlamentarios del PP y los 6 de IU. Se convierte de esta forma en el cuarto jefe electo del Ejecutivo en la historia de la autonomía andaluza, tras los mandatos de Rafael Escuredo, José Rodríguez de la Borbolla y Manuel Chaves.

Griñán repitió en la segunda sesión de su debate de investidura, a igual que en el primer día, su oferta de diálogo político para acordar entre todos recetas que permitan a la región salir de la crisis y que, a continuación, sea el Gobierno el que las ejecute. También ha comentado que dispone de recursos para llegar a pactos pero "no de muchos".

La propuesta la ofreció en el turno de réplica al portavoz de IU, Diego Valderas, después de que el Gobierno y los tres partidos no hayan sido capaces de ponerse de acuerdo en esos pactos durante varios meses de negociación, que arrancó en la etapa de Chaves. Griñán ha pedido puntos de "entendimiento y encuentro" a partir de las 41 propuestas, parte de IU y parte del PP, entregadas a la oposición, que "permiten destinar más dinero".

"Hagamos un ejercicio parlamentario, que lo propongan los grupos en una proposición no de ley y el Gobierno la ejecute", ha apostillado Griñán, que insistió en su idea de "hacer más" y de paliar los efectos de la crisis con medidas de protección a "todos" y en activar el crecimiento económico desde empresas privadas sólidas y solventes.

Advertencia de Arenas

Por su parte, el presidente del PP-A, Javier Arenas, ha advertido a Griñán que al no haber sido votado en las urnas "no se ha ganado" la Presidencia de la Junta, porque no se ha "pateado" los pueblos ofreciéndose como presidente y porque no tiene el depósito "de los liderazgos de la calle".

Ha llegado fácilmente al cargo, heredándolo y sin pagar el impuesto de sucesiones de las urnas

En su intervención, Arenas ha comenzado su discurso realizando un reconocimiento personal a Manuel Chaves por su dedicación a Andalucía en su etapa de gobierno, aunque ha recordado que al final "rompió el contrato de confianza" con la ciudadanía.

"Usted (dirigiéndose a Griñán) será un presidente tutelado. Ha llegado fácilmente al cargo, heredándolo y sin pagar el impuesto de sucesiones de las urnas. Nada mejor que tener un buen amigo", ha argumentado Arenas, quien ha lanzado un órdago para que se comprometiera a que las próximas elecciones autonómicas sean separadas de otras.

"Andalucía necesita un gran cambio, y éste sólo llegará cuando los andaluces decidan la alternancia en las urnas", concluyó Arenas. Griñán le contestó dejando claro que es un presidente "legítimo y legal", por lo que rechazó la "doble vara de medir de la derecha" y lamentó que Arenas esté "instalado en el fracaso y obsesionado con la figura de Chaves".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento