El etarra Alexander Uriarte daba clases de Ética desde hace un año a niños de la ESO

  • También se encargaba de las salidas extra escolares de los alumnos.
  • Quería realizar una tesis sobre la Transición y ETA.
  • Iba a colocar un coche bomba antes de la investidura de Patxi López.
Alexander Uriarte.
Alexander Uriarte.
EFE

El presunto etarra Alexander Uriarte, detenido en Francia el pasado sábado junto al jefe del 'aparato militar' de ETA, Jurdan Martitegui, daba clases de Ética desde hace un año a niños de la ESO en un colegio de Vitoria. Además, el que iba a ser el máximo responsable del comando encargado de colocar un coche bomba antes de la investidura de Patxi López, se encargaba de las salidas extra escolares de los alumnos.Uriarte, de 30 años, había

estudiado Historia y Geografía. Había dado clase de esta asignatura en el colegio San Viator de la capital alavesa en el curso 2007-2008. Posteriormente, fue a la cooperativa San Prudencio de Vitoria, donde impartía
clases de Historia pero se encargaba también de la
asignatura de Ética, como optativa de Religión.

El joven se había matriculado en un curso de post grado en la Universidad del País Vasco (UPV)  sobre Historia Contemporánea y tenía intención de realizar una tesis sobre la Transición y ETA, aunque todavía no había encontrado un director de tesis que dirigiera sus trabajos. El Ministerio de Educación ya le había concedido una beca para realizar un máster. Según fuentes del entorno escolar, el arresto de Uriarte fue todo una sorpresa. "Tenía el disfraz perfecto. Era un joven de gimnasio, muy presentable y con un Audi. Nos engañó a todos", indicó una persona que le conocía.

Se trata de un viejo conocido de la Brigada Provincial de Información de Álava. Aunque sin antecedentes se le ha detectado desde hace años frecuentando círculos radicales en su tiempo libre, aunque su jornada laboral se desarrollaba en la docencia. Su tío es Eloy Uriarte, alias Señor Robles, un histórico de la organización terrorista que todavía tiene que presentarse en dependencias policiales periódicamente.

El hilo que llevó a Martitegi

Uriarte fue el hilo que condujo el pasado sábado a la detención de Jurdan Martitegi Lizaso, considerado último jefe del aparato militar de ETA. Junto a éste y a otro miembro del aparato militar, Gorka Azpitarte, fue detenido Uriarte en Montouriol, cerca de Perpignan.

Uriarte se iba a apoyar en Gorka Iriarte Saez y en otros cuatro de los detenidos el sábado en distintos puntos del País Vasco para organizar un comando de legales que, según Interior, iba atentar con furgoneta-bomba en los días cercanos a la investidura como lehendakari de Patxi López. Uriarte había acudido a Francia a recibir un cursillo de manejo de armas y explosivos y a recibir una pistola de manos de Martitegi, que los agentes franceses encontraron envuelta en celofán.

La noche previa, de copas

De 29 años, Alexander Uriarte Cuadrado salió de su domicilio en Vitoria el jueves por la tarde y ya era seguido por la Policía, que sospechaba de su colaboración con ETA. Según relataron fuentes de la lucha antiterrorista, pasó la noche de copas en San Sebastián y al día siguiente partió para Francia. El seguimiento del Audi rojo de Uriarte, llevó a los agentes hasta el cementerio de la citada localidad francesa.

Al rato, se acercó otro vehículo, con placas francesas dobladas, y dos individuos a bordo. Uno de ellos, Gorka Azpitarte, se quedó en el interior, descendiendo el segundo, un hombre de dos metros que resultó ser Jurdan Martitegi. La rápida intervención de los agentes franceses de élite evitó que Azpitarte lograse utilizar su pistola, mientras que Martitegi frenó en seco su huida a la carrera cuando oyó un disparo al aire. Para entonces, Alexander Uriarte ya había sido detenido. Martitegi y Azpitarte iban armados con sendas pistolas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento