La denuncia de una fiesta ilegal acaba en una lluvia de puñetazos contra un policía

  • Los responsables son miembros de un clan muy peligroso que tiene atemorizados a los vecinos de Capdepera, Mallorca.
Momento en el que el agente cae al suelo tras la agresión.
Momento en el que el agente cae al suelo tras la agresión.
20MINUTOS.ES
Agresión a un policía local en Capdepera, Mallorca.

Una fiesta ilegal con 20 personas celebrada en Cala Rajada, en el municipio mallorquín de Capdepera, se saldó este viernes con una brutal agresión a un agente de Policía Local, además de otros disturbios.

Tal y como recoge el Diario de Mallorca, los hechos ocurrieron sobre las 18:00 horas de este viernes, cuando se recibió el aviso de que se estaba celebrando una fiesta con más de 20 personas y con la música alta.

La Policía llegó al lugar de los hechos con una patrulla con dos agentes, que fueron recibidos con agresividad por los implicados. Los agentes se vieron sobrepasados. Primero fueron recibidos a gritos y posteriormente fueron acorralados, hasta que uno de los agentes recibió varios puñetazos y acabó en el suelo. Tuvo que refugiarse en el interior de su coche patrulla.

Los agresores también amenazaron al dueño de un hotel de la zona, al que acusaban de ser quien avisó a la Policía. Intentaron acceder al local, sin conseguirlo, pero reventaron las lunas del coche del propietario hotelero.

La Guardia Civil se presentó en el lugar de los hechos y controló la situación e identificó a los causantes de los disturbios. La Benemérita ya ha iniciado una investigación de los hechos.

Según Diario de Mallorca, que cita a vecinos del barrio, se trata de un clan familiar muy conflictivo y violento, que tiene atemorizados a los residentes de la zona, situada en Cala Rajada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento