SOS Racismo pide seis años de cárcel para seis mossos por agredir a un joven y llamarle "negraco de mierda"

  • La organización quiere que se les condene por presuntos delitos de torturas y lesiones leves.
Agentes de Mossos d'Esquadra.
Agentes de Mossos d'Esquadra.
MOSSOS

SOS Racismo ha pedido seis años de prisión para los seis agentes de Mossos d'Esquadra investigados por una presunta agresión racista en enero de 2019, para lo que ha pedido al Juzgado de Instrucción 5 de Manresa (Barcelona) que les condene por presuntos delitos de torturas y lesiones leves.

El escrito de acusación reclama también una multa de 2.700 euros para cada uno, además de una indemnización de 260 euros por las lesiones a la víctima y otra conjunta de 30.000 euros por daños morales.

SOS Racismo asegura en su escrito que los agentes insultaron, agredieron, humillaron y vejaron al denunciante, Wubi, y que uno de ellos lo hizo "de forma continuada" durante más de 20 minutos.

También afirma que, cuando el joven intentó huir, uno de los policías disparó y, también según el escrito de acusación, más tarde dijo al denunciante: "He fallado, ¿eh? Que si no te reventaba las costillas con la bala. ¿Has escuchado la bala cuando he disparado?".

A principios de marzo, el juez terminó la investigación de esta causa y decidió mantener investigados a seis agentes de Mossos por presuntas lesiones y un presunto delito contra la integridad moral al supuestamente gritar insultos racistas a un detenido mientras le agredían.

Fuentes de la Fiscalía han explicado que ha recurrido el auto que cerraba la investigación, en el que el juez señalaba que ya ha hecho las investigaciones necesarias para que la causa pase a fase de juicio, con los seis policías como acusados.

Investigación judicial

SOS Racismo hizo público el caso en junio de 2020 ocurrido en enero de 2019, cuando el denunciante fue detenido y "presuntamente se le humilló y agredió tirándolo al suelo, con escupitajos, patadas y golpes en la cabeza", explica el auto del juez al cerrar su investigación.

La investigación judicial también concluye que los agentes también le lanzaron "expresiones injuriantes o amenazantes" como 'te arranco la cabeza', 'eres un mono', 'hijo de puta', 'es lo más cerca que vas a ver el demonio', 'negraco de mierda' y 'tontolaba'.

El auto recoge otros insultos y vejaciones, como 'vete más lejos de África para abajo'; 'soy racista, mucho, pero si fueras blanco te hubiera pegado igual de fuerte o más'; 'ya te he dicho por teléfono que te iba a pegar una hostia que te iba a dejar blanco'; 'vaya chusma de mierda que nos llega a esta país'; 'subnormal'; gilipollas'; y 'mierda humana'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento