Cuando lees 'Los juegos del hambre' en español, no solo lees a Suzanne Collins: la poco visibilizada traducción literaria

Pilar Ramírez Tello, traductora literaria de la saga de 'Los juegos del hambre', entre otras.
Pilar Ramírez Tello, traductora literaria de la saga de 'Los juegos del hambre', entre otras.
PILAR RAMÍREZ TELLO

Si eres un amante de la lectura fantástica y has leído en español algunas famosas sagas como Harry Potter, El señor de los anillos o Canción de hielo y fuego, se puede decir que has leído a los famosísimos J. K. Rowling, J. R. R. TolkienGeorge R. R. Martin. Sin embargo, también hay otras personas a las que al mismo tiempo has leído y de las que probablemente no conozcas sus nombres: los traductores literarios.

Entonces, ¿hasta qué punto se podría decir que has leído a J. K. Rowling, J. R. R. Tolkien o George R. R. Martin si en realidad has leído una traducción de sus textos en inglés? Pues esa es la descripción de la buena labor del traductor literario: que el lector lea al escritor original pero en su propio idioma.

Así lo describe Pilar Ramírez Tello, traductora literaria que lleva décadas en la profesión y que ha trabajado en conocidos libros como Percy Jackson y los dioses griegos (Rick Riordan), Guerra Mundial Z (Max Brooks), o las sagas Divergente (Veronica Roth) y Los juegos del hambre (Suzanne Collins).

Pilar Ramírez Tello, traductora literaria de la saga de 'Los juegos del hambre'.

pilar ramírez tello

  • Granada, 21 de junio de 1976
Pilar Ramírez Tello estudió Traducción e Interpretación y un máster en Literatura Comparada y Traducción en la Universidad de Binghamton (Nueva York). Aunque siempre tuvo en mente dedicarse a traducir libros, hizo algunas traducciones más técnicas ajenas a la literatura hasta que, finalmente, pudo dedicarse a tiempo completo a su profesión, la traducción literaria. Y, entre sus trabajos, destacan sobre todo novelas de temática juvenil, fantasía, ciencia ficción y terror.

"Intento que de mí haya lo mínimo posible, aunque a veces es imposible ser completamente neutro. Pero la idea es que no se noten tus tics y tus cosas en el texto, sino que sea lo más fiel posible al estilo del autor", explica la traductora literaria a 20minutos. "Aun así, obviamente, de un mismo texto pueden salir cinco versiones distintas si lo cogen cinco traductores diferentes, pero no quiere decir que ninguna esté mal, siempre que se respete el estilo del autor y que se transmita bien lo que quiere decir".

Por ello, tomando como ejemplo el caso concreto de Los juegos del hambre, Ramírez Tello sostiene que los lectores de la edición en español han leído tanto a la autora como a ella: "Estás leyendo sus palabras pasando por pequeños filtros de traducción para llegar al resultado final. Pero sí, yo creo que hay un poquito de las dos. Digamos que es el estilo y la historia de Suzanne Collins pero a través del trabajo de Pilar Ramírez Tello".

La diferencia de traducir a un escritor u otro

Lo mismo sucede con otros autores, pues la traductora también ha trabajado con textos de Isaac Asimov (El robot completo) o Brandon Sanderson (la saga juvenil Alcatraz contra los bibliotecarios malvados). Sin embargo, independientemente del escritor, "el proceso básico de traducir siempre es el mismo": "trasladar el mensaje de un idioma a otro consiguiendo el mismo efecto que el original".

"Lo que varía es el estilo de cada uno. Te lo va pidiendo el texto, tú vas leyendo y el mismo texto te va diciendo por dónde tienes que tirar. No es lo mismo un estilo que otro, por lo que la diferencia es esa, encontrar el tono de cada uno y luego ya las dificultades de cada texto, de la terminología, etcétera", argumenta.

La profesión de traductora literaria

Pilar Ramírez Tello estudió Traducción e Interpretación en la Universidad de Granada y un máster en Literatura Comparada y Traducción en la Universidad de Binghamton (Nueva York). En todo momento tenía en mente dedicarse a la traducción literaria, pero al principio trabajó en pequeñas agencias y empresas con departamentos de traducción. Finalmente y tras mucha constancia, logró dedicarse a su profesión actual y, a pesar del camino que tuvo que recorrer, considera que "en aquel momento fue relativamente sencillo entrar en la profesión, al menos más sencillo que ahora, que ahora está la cosa más complicada".

Actualmente, es su empleo a tiempo completo como autónoma: "Siempre hay una editorial que te suele mandar más trabajo porque cada una tiene, por así decirlo, unos favoritos y casi siempre recurre a ellos. Pero para poder tener trabajo necesitas colaborar con distintas editoriales", explica la traductora. "Como casi todo lo que traduzco es juvenil, fantasía, ciencia ficción y terror, pues normalmente me llegan ofertas de trabajo de ese tipo de géneros".

"A lo mejor hago entre 7 y 11 traducciones al año, pero varía mucho de la longitud del proyecto", cuenta a 20minutos Pilar Ramírez Tello. "Lo mismo me llega un cuentecito que te lo hago en un día, que me llega un libro que son 800 páginas y me tiro unos cuantos meses con él".

"La gente sabe poco de este sector"

La profesión en sí es bastante difícil, pues la gente "tiene una idea equivocada sobre ella", considera la entrevistada: "A lo mejor los que no se fijan tanto en que lo que está leyendo es algo traducido tienen la idea de que esto se hace en un minuto, de que cojo el diccionario y te he traducido el libro en un momento. Pero es un poquito más complicado que todo eso".

Pilar Ramírez Tello firmando ejemplares de 'Divergente' en la Feria del Libro de Madrid.
Pilar Ramírez Tello firmando ejemplares de 'Divergente' en la Feria del Libro de Madrid.
PILAR RAMÍREZ TELLO

"También quizá sea una profesión un poco invisible", apunta la traductora, quien lo demuestra con una anécdota de cuando fue de voluntaria a la Feria del Libro de Madrid en la caseta de ASETRAD (Asociación Española de Traductores, Correctores e Intérpretes): "Preguntábamos a la gente por lo último traducido que habían leído, no solo referido a libros, y decían: 'No, traducido yo no, nunca'. Y le decías: '¿Usted se ha tomado una pastilla y ha leído el prospecto? ¿Ha leído la etiqueta del champú? ¿Ha visto una película en la tele? Pues todo eso seguramente es traducido'".

"La gente realmente no es consciente de que todo lo que tiene a su alrededor son traducciones. Es como que estamos ahí, en todas partes, pero no nos veis. Así que quizá sí que falta un poco la labor de visibilización, también para mejorar un poco las condiciones", argumenta.

De hecho, algo que no ocurre frecuentemente es que el nombre del traductor o traductora aparezca en portada, pero es diferente en el caso de sus trabajos para Nocturna Ediciones como El arco de la Guadaña (Siega, Nimbo y Trueno), trilogía distópica de Neal Shusterman. "Traducción de Pilar Ramírez Tello" aparece bajo el nombre del autor.

'El arco de la Guadaña', la trilogía distópica de Neal Shusterman.
'El arco de la Guadaña', la trilogía distópica de Neal Shusterman.
PILAR RAMÍREZ TELLO

"Esto depende de la editorial completamente. Hay editoriales que sí que están muy concienciadas con el tema de la visibilización de traductores y que ponen el nombre en portada", argumenta. "Pero la mayoría no, consideran que no es una cosa que merezca estar en la cubierta y apareces en los créditos en el interior. Insistimos en que es una de las cosas que se debería hacer, igual que cuando se contrata a un ilustrador conocido o cuando el que traduce el libro es un escritor famoso, y como vende, lo ponen también en la portada".

¿Traductor es igual que autor?

A pesar de la amplia experiencia traduciendo literatura, es evidente que ser escritor y traductor "son dos profesiones completamente distintas". "Un escritor lo que hace es contar una historia y sabe expresarla de la forma más bonita o apropiada posible, pero el germen es siempre su historia. Los traductores partimos de la historia de otra persona, no tenemos que inventar nada", explica la Ramírez Tello.

"Se puede ser buen escritor y mal traductor, y viceversa. A veces confluye y hay gente que es ambas cosas, pero no tiene por qué", opina la granadina, quien asegura que, en su caso, sí tiene en marcha un pequeño libro infantil como autora con Ediciones El Transbordador. "Pero mi producción como escritora es muy poquita. He hecho alguna cosita, de vez en cuando algún relato, pero siempre cosas cortas. No me veo metiéndome por ahora en una novela o en algo más largo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento