Agujero de la capa de ozono (Foto: Wikipedia)
Agujero de la capa de ozono (Foto: Wikipedia). 20MINUTOS.ES

Desde el año 2000 el agujero en la capa de ozono sobre el Antártico se ha estabilizado, pero tardará décadas en regenerarse y cerrarse. Según el climátologo estadounidense David J. Hofmann, de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EEUU (NOAA), como pronto este hecho ocurrirá en el año 2065.

La  situación se ha estabilizado, pero "no hay señales aún de recuperación" sobre el polo sur, aunque el experto indicó que de seguir la tendencia actual podría comenzar a cerrarse a partir del año 2030. Según Hofmann, "el paciente enfermo no está enfermando más" y descartó que el agujero tuviera algún impacto en el cambio climático.

Se trata de un proceso muy largo y según el científico no está claro si la atmósfera volverá a ser como fue antes de la aparición de ese fenómeno. Todos estos temas serán tratados hasta el próximo viernes en el congreso anual de la Unión Europea de Geociencia (UEG) celebrado en Viena.

Causas del agujero

Las emisiones de gases, que tienen un efecto destructor sobre la capa de ozono de la estratosfera, alcanzaron su máximo apogeo en el año 2000, pero desde entonces esas sustancias se han venido reduciendo lentamente a un promedio del 1% anual. Aerosoles, instalaciones de aires acondicionados o pesticidas son algunas de las causas más conocidas del agujero en la capa de ozono.

El uso de muchos de estos productos ha disminuido con el tiempo, pero existen otros peligros que pueden afectar de la misma manera a la capa de ozono: los lanzamientos espaciales. Según un estudio realizado por The Aerospace Corporation en Los Angeles, si no se regulan los lanzamientos espaciales, los cohetes podrían destruir ozono. Actulmente, los transboradadores de la NASA liberan numerosas sustancias dañinas para el ozono en la estratosfera.