Supermercado
Un cliente compra en un supermercado. (ARCHIVO) ARCHIVO

Los fabricantes de marcas blancas del sector de la alimentación están "sacando provecho" de la crisis y, como consecuencia del incremento de sus ventas, un 27,3% en el último año, han aumentado entre un 10% y un 15% sus plantillas a comienzos de 2009, según un estudio elaborado por Adecco.

Frente a esta situación, las empresas que no producen marcas blancas han reducido sus ventas entorno al 4,1%, según Alimarket, pudiendo alcanzar hasta el 10% de caída.

Las cadenas que no producen marcas propias han reducido entre un 4% y un 10% sus ventas

Adecco achacó este descenso a la retirada de los lineales de las grandes cadenas de una parte importante de sus productos, lo que ha impactado directamente en el empleo, provocando reestructuraciones e incluso cierres o traslados de producción a otros países.

La compañía de trabajo temporal detalló que la contratación temporal de los fabricantes de primeras marcas descendió un 19,9% en 2008, mientras la demanda de empleados por parte de los productores de marca blanca se mantuvo.

No obstante, en 2009 se ha producido un repunte importante de la contratación temporal en las empresas fabricantes de marcas blancas, con un incremento acumulado de alrededor de un 6% hasta marzo.

Nuevos perfiles

Según Adecco, los perfiles de carácter temporal más demandados son: peones de producción y especialistas en maquinaria, carretilleros, técnicos y auxiliares de laboratorio de calidad alimentaria, jefes de equipo y técnicos de mantenimiento.

La guerra declarada en el sector, entre los fabricantes de primeras marcas y marcas blancas, ha provocado además que las empresas demanden otros perfiles como los 'key accounts', cuyo objetivo es lograr que sus productos sean vendidos en las mejores posiciones dentro de las grandes superficies.

Las llamadas marcas de la distribución han pasado de representar el 7% de la oferta en 1991 al 30% en 2008

La ETT destacó que la coyuntura económica ha provocado un cambio en el hábito de consumo de los ciudadanos, que no recortan la compra de productos de primera necesidad, pero sustituyen las primeras marcas por marcas blancas, al permitir un ahorro de entre un 18% y un 42% sobre las primeras.

Así, las marcas del distribuidor han pasado de representar el 7,7% del total de la oferta en 1991 a un 30% en 2008, con previsiones que apuntan hacia una mayor ocupación, ya que existen grandes superficies que están desarrollando cuotas de producción propias de hasta el 35%.

Encuesta

¿Compras marcas blancas?

Sí, es una gran forma de ahorrar.
47,66 % (2272 votos)
Sí, pero sólo de algunos productos.
44,89 % (2140 votos)
No, soy fiel a mis marcas.
4,55 % (217 votos)
Sólo para llegar a fin de mes, cuando no tengo más remedio.
2,89 % (138 votos)