Cómo hacer roscos fritos de Semana Santa, paso a paso

Roscas dulces.
Roscas dulces.
GTRES

Entre los típicos dulces que se elaboran en Semana Santa están los famosos roscos fritos, una elaboración tradicional que tiene su origen en Andalucía y que es muy fácil de elaborar.

Sus ingredientes principales son la leche, el huevo y el anís, aunque hay variaciones que le dan un toque de sabor con canela o ralladura de naranja y de limón.

Así, se puede seguir esta receta de @masdulcequesalado, cuenta de Instagram especializada en recetas de postres y dulces, donde se muestran todos los ingredientes y pasos para su elaboración.

Ingredientes para la receta

Para hacer esta receta de roscos fritos se necesitan los siguientes ingredientes: 

  • 2 huevos
  • 6 cucharadas colmadas de azúcar
  • 6 cucharadas de licor de anís
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de leche
  • 3-4 cucharadas de zumo de naranja
  • Ralladura de naranja y de limón
  • 400 gramos de harina
  • 2 cucharaditas de levadura
  • Aceite de oliva para freír
  • Azúcar granulada para rebozar

Pasos para su elaboración

Para hacer esta sencilla receta, hay que seguir estas indicaciones, paso a paso:

  1. Poner los huevos en un bol y batir con unas varillas de mano. Añadir el azúcar y batir hasta que esté mezclado. Agregar el aceite y volver a batir con las varillas. Añadir el anís y volver a mezclar. Añadir la leche, el zumo de naranja y la ralladura de limón y naranja. Echar la levadura y mezclar. 
  2. Cuando esté todo bien integrado, empezar a echar la harina poco a poco, removiendo a la par. Cuando no se pueda mezclar la harina con las varillas, usar una mano para mezclar y seguir añadiendo la harina. La masa debe quedar un poco pegajosa pero manejable.
  3. Untar las manos con aceite de oliva, tomar un poco de masa con las manos y darle forma de bola de unos 24 gramos.
  4. Cuando estén todas las bolitas formadas, cogerlas de dos en dos, unirlas y aplastar ligeramente. Introducir un dedo en el centro para hacer el agujero y estirar un poco hacia afuera para agrandar el rosco, haciendo un agujero amplio para que al freír no queden crudos por dentro.
  5. Calentar aceite de oliva en una sartén honda o en un cazo y freír la piel de una naranja o de un limón. Retirarla y freír los roscos con el aceite a temperatura media.
  6. Dorar los roscos por ambos lados, sacar y colocar sobre papel de cocina. Rebozar en azúcar .
Mostrar comentarios

Códigos Descuento