El muy aplaudido gesto de Taylor Swift con una familia que ha perdido a su padre por coronavirus

Sale un vídeo a la luz donde se demuestra que Kim Kardashian lo manipuló todo.
La cantante Taylor Swift.
GTRES

Si puede, siempre está dispuesta a ayudar. Para sus fans es de sobra sabido, pero para otros muchos ha veces resulta algo sorprendente. Sin embargo, con su último y muy aplaudido gesto, Taylor Swift ha vuelto a poner de manifiesto que su condición de estrella no le impide estar del lado de quien más lo necesita más allá de su música.

La última persona que ha conocido cómo la autora de canciones como Shake It Off, Look What You Make Me Do o exile es capaz de apoyar las causas que considera justas ha sido una mujer llamada Vicki Quarles, quien ha visto y de qué manera que su texto en GoFundMe era leído por la artista.

Quarles relataba que, debido a al coronavirus, perdió antes de Navidad a su esposo y padre de sus cinco hijas, sin tener la posibilidad de poder despedirse de él (no le fue permitido acompañarle en el hospital), algo que ha conmovido a una de las grandes triunfadoras en la última gala de los Grammy junto a Beyoncé.

El escrito de Vicki ha conmovido tanto a Taylor como a su madre, Andrea Swift, que han decidido apoyar su causa en la página web, donando 50.000 dólares (unos 42.500 euros) para su campaña.

Aunque el tope de recaudación que se había marcado Quarles era de 10.000 sólares, Taylor y su madre pensaron que era muy poca cantidad para sus cinco hijas, multiplicando por cinco esa cantidad, algo que ha encantado a sus seguidores, que han recordado que ya en 2015 la cantante, al ver que la plataforma no dejaba donar más allá de un límite, realizó varios pagos hasta alcanzar la cifra que ella quería (y obligando a GoFundMe a cambiar su sistema, como ha explicado uno de los ejecutivos de la web).

Asimismo, otros usuarios han rememorado, para explicar que este no era un caso aislado, que a finales del 2020 Taylor se puso en contacto a través de mensajes privados con varios seguidores que habían sufrido las consecuencias de la pandemia para pedirles sus datos de PayPal y hacerles llegar a cada uno un pago de 3.000 dólares.

Además, a primeros de diciembre leyó en un artículo del Washington Post la historia de dos mujeres pobres, llamadas Nikki Cornwell, de Nashville, y Shelbie Selewski, de Michigan, que como madres se habían visto muy afectadas por el Covid-19 y les hizo llegar a cada una 13.000 dólares (unos 10.700 euros).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento