Pedro García Aguado defiende a Rocío Flores: "No se puede juzgar por lo que hizo con 15 años"

Combo de imágenes de Rocío Flores y Pedro García Aguado.
Combo de imágenes de Rocío Flores y Pedro García Aguado.
GTRES

El desgarrador relato que Rocío Carrasco ha sacado a la luz en la docuserie Rocío, contar la verdad para seguir viva ha hecho que muchas miradas se posen sobre su hija, Rocío Flores. Carrasco no se habla con ella desde 2012, cuando tuvo lugar un duro episodio que provocó que la joven abandonase la casa de su madre con 15 años y se fuese a vivir con su padre, Antonio David Flores.

El presentador Pedro García Aguado, conocido por su papel en el programa Hermano mayor, ha defendido en una entrevista en la revista Lecturas la conducta de la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores en aquel momento. "No se puede juzgar a Rocío Flores por lo que hizo con 15 años", ha asegurado.

Según Pedro García Aguado, es la relación entre la pareja la que causa ese tipo de comportamientos en los hijos: "Cuando una pareja se pelea, genera mucha inestabilidad e inseguridad. A algunos hijos eso les provoca depresión, otros desarrollan cierta agresividad. Eso no quiere decir que esa persona sea agresiva, sino que en un momento dado ha tenido una reacción agresiva", ha asegurado.

Por este motivo, el exdeportista ha pedido a la opinión pública "que dejen de señalarla y miren a los adultos. No es justificable lo que hizo, pero todo tiene un origen", ha indicado.

El episodio violento que desencadenó la ruptura entre madre e hija y llegó a los tribunales ocurrió el 27 de julio de 2012, tal y como ha recordado Rocío Carrasco en la serie documental.

Una sentencia del Juzgado de menores número 4 de Madrid así lo constata: "Sobre las 8.00 horas del día 27 de julio de 2012, encontrándose la menor en el domicilio familiar junto a su madre, la pareja de esta y su hermano, inició una disputa con aquella en el transcurso de la cual le propinó varios golpes, llegando incluso a tirarla al suelo, para posteriormente seguir golpeándola, dándole varias patadas".

Según el fallo de esa sentencia, este tipo de situaciones se venían sucediendo "desde hace aproximadamente tres años y de forma reiterada". La joven increpaba a su madre "con expresiones tales como 'Eres una guarra, no eres mi madre, mi madre es la mujer de mi padre, tú dabas patadas a tu barriga cuando estabas embarazada de David, tengo ganas de partirte la cara, guarra, puta, mi padre tenía razón, eres una maltratadora psíquica, a esta casa no me trae ni la policía ni un juez, ni tu padre y tu madre que están bajo tierra", reproduce la sentencia del Juzgado de menores.

Por estos hechos, Rocío Flores fue declarada "autora responsable de un delito de maltrato habitual, de un delito de maltrato, de una falta continuada de amenazas y de una falta continuada de injurias".

En este sentido, Pedro García Aguado ha señalado que ante este tipo de situaciones, las víctimas siempre son los niños: "Cuando eres un niño se te enquistan los conflictos. Es lo que le debe pasar a esta niña. Debe tener un enquistamiento de rabia, de rencor, que hizo que se comportara como lo hizo. Por una acción de cuando tenías 15 años no se te puede juzgar toda la vida. Por falta de acompañamiento, de asesoramiento, se reacciona de la peor manera posible, pero eso no significa que seas mala persona", ha defendido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento