La CUP votará a favor de la investidura de Aragonès pero advierten: "Venimos a generar escenarios de choque"

Rueda de prensa de los diputados de la CUP en el Parlament.
Rueda de prensa de los diputados de la CUP en el Parlament.
Parlament de Catalunya

La militancia de las CUP han avalado el preacuerdo con ERC y votará a favor de la investidura de Pere Aragonès en el pleno de investidura de este viernes. Lo ha anunciado la diputada de la CUP, Eulàlia Reguant, en rueda de prensa, acompañada por el resto de diputados 'cupaires'. En total son nueve los votos de la CUP que se sumarán a los 33 con los que cuenta ERC de sus propios diputados. 

No obstante, Reguant que advertido que el acuerdo "no es suficiente y que hace falta ir más allá" y ha querido dejar muy que claro que el apoyo de la CUP "no es un acuerdo de gobierno", y tampoco es "un cheque en blanco".

Aseguran los anticapitalistas que su papel será el de "empujar a la mayoría independentista hacia el cambio. Venimos para generar escenarios de choque" ha advertido Reguant.

Votaciones

Las bases de la CUP han avalado el preacuerdo con ERC para investir a Pere Aragonès como presidente de la Generalitat, con casi un 60 % (59,31 %) de los votos emitidos en las asambleas en las que se ha debatido, aunque un 85% ha advertido de que su contenido no es suficiente para ser satisfactorio.

La consulta telemática incluía tres preguntas: la primera era si la militancia daba apoyo al preacuerdo con ERC: 564 votos a favor (59,31%), 367 en contra (38,59 %) y 20 en blanco (2,10 %).

Esto se traducirá en que en el pleno de investidura de mañana viernes los nueve diputados de la CUP votarán "afirmativamente" a la investidura de Aragonès, según ha avanzado en rueda de prensa la diputada Eulàlia Reguant, que ha emplazado a JxCat a "sumarse" a esta mayoría.

Más de 1.400 militantes de la CUP han participado en la consulta interna y, según ha explicado Reguant, aunque el acuerdo con ERC "no tiene la profundidad" que le gustaría a su formación, sí que permite "empezar una legislatura que intentaremos que sea de cambio de ciclo". 

La diputada 'cupaire' ha explicado que las bases han dejado claro que "aunque el acuerdo no es suficiente, nuestra fuerza es la que es en estos momentos, y por eso hemos avalado el preacuerdo porque no podemos ir más allá".

"No es un cheque en blanco"

"No damos ningún cheque en blanco, pero tampoco nos podemos permitir renunciar al punto de partida" ha argumentado Reguant que ha justificado la decisión de las asambleas en que "la CUP tiene la responsabilidad de sumarse a este objetivo de transformación". 

Sobre el hecho de algunas de las organizaciones de las CUP han votado en contra, Eulàlia Reguant ha explicado que "la militancia no avala alguno de los puntos porque considera que son demasiado suaves. Por eso decimos que es un punto de partida, en ningún caso un punto de llegada".

La CUP ha lanzado un mensaje también a los diputados de EnComúPodem exigiéndoles que se posicionen: "Los comuns han de decidir si quieren seguir siendo cómplices del régimen y la comparsa del partido socialistas, o si se quieren sumar a la lucha" ha lanzado Reguant. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento