AstraZeneca le complica la vida a la UE: historia de recortes, desplantes, desencuentros y miedos

Cronología del conflicto entre la Comisión Europea y AstraZeneca.
Cronología del conflicto entre la Comisión Europea y AstraZeneca.
Henar de Pedro

En la vida hay cosas que nos quitan el sueño, eso es innegable. Cuando la UE afronta su mayor crisis de la historia reciente se ha encontrado de frente con un problema que se le está enquistando. Y es con una farmacéutica. AstraZeneca se ha convertido en una china en el zapato de la Unión y el relato del vínculo entre ambas partes es el de un matrimonio de conveniencia pero que de momento no esta saliendo bien para ninguna de las dos partes. Tres meses han servido para ver desplantes, desencuentros, poca transparencia y muchas dudas. Esta es la historia de por qué AstraZeneca y la Unión Europea no se llevan bien.

Siguiendo las fechas facilitadas por la Comisión Europea, el 14 de agosto, se llegó a un primer acuerdo con la empresa farmacéutica para adquirir una posible vacuna contra el coronavirus y para donar o transferir vacunas a otros países europeos y a otros países de renta media o baja. El 27 de agosto, tras la firma formal entre AstraZeneca y la Comisión, entró en vigor el primer contrato que la Comisión, en nombre de los Estados miembros de la UE, ha negociado con una empresa farmacéutica. Ese fue el inicio de todo.

22 de enero de 2021: AstraZeneca anuncia los primeros recortes en las entregas a la UE...con la vacuna sin aprobar

La historia con AstraZeneca ya empezó con mal pie incluso desde antes de que se aprobase la vacuna. En total, había firmadas 400 millones de dosis con la farmacéutica, y en enero de 2021 la compañía anunció recortes en las primeras entregas a una semana de que la EMA diera el visto bueno al vial. Ya el 22 de enero la entidad comunicó a la Comisión que iba a reducir su entrega en un 60% en el primer trimestre del año, hasta 31 millones de dosis, por problemas de producción. 

"Durante el Comité Directivo con los Estados miembros sobre la Estrategia de vacunas de la UE, los representantes de AstraZeneca anunciaron retrasos en la entrega de vacunas respecto a la previsión del primer trimestre de este año", explicó en ese momento la comisaria de Salud, Stella Kyriakides. Las presiones de Bruselas lograron arrancar el compromiso de la empresa de llegar hasta los 40 millones.

La idea era que hasta el final de marzo AstraZeneca entregase en torno a 80 millones de dosis. "Desde el principio ya se vieron los problemas que iban a dar, pero al final ha sido algo que se ha enquistado y se ha ido complicando", comentan fuentes consultadas por 20minutos. El primer recorte de dosis encendió las alarmas en la Comisión. Cuando esto sucedió, la EMA ya había aprobado las vacunas de Pfizer y Moderna para su uso en la UE. Ambas anunciaron retrasos, pero los han ido compensando. Desde el inicio de las conversaciones los 27 han pedido a AstraZeneca "precisión" con el calendario, pero esta no ha llegado.

29 de enero de 2021: la EMA aprueba la vacuna de AstraZeneca

Con la polémica encendiéndose, llegó la aprobación de la vacuna. La EMA dio el visto bueno al fármaco de AstraZeneca, que se convirtió en el tercero contra la Covid-19 aprobado en la Unión Europea. Esa luz verde, en todo caso, ya estaba envuelta por la polémica y la parte sanitaria quedó eclipsada por el cisma comercial, que estaba a punto de complicarse.

29 de enero de 2021: la Comisión publica el contrato con la compañía y se recrudece la guerra

Y llegó el momento más complejo de esta batalla. El mismo día que la vacuna se aprobaba, la Comisión Europea y AstraZeneca cruzaban acusaciones. Encendió la mecha el CEO de la farmacéutica, Pascal Riot, que habló de que el contrato con la Comisión reflejaba "el mayor esfuerzo" para la producción, pero no hablaba de dosis concretas. Entonces el Ejecutivo comunitario dio medio paso adelante y publicó el contrato con la compañía...pero lo hizo ocultando lo más relevante. En el documento facilitado por la Comisión se pudieron ver incluso páginas enteras del contrato tachadas, en teoría, por exigencia de AstraZeneca, que busca defender sus intereses empresariales.

La UE tenía razón cuando dijo que las plantas del Reino Unido son también distribuidoras para el bloque, por lo que Londres no tiene prioridad sobre la Unión, como dio a entender la compañía en su momento. No hay distinción. Además, hay repetidas menciones a que AstraZeneca hará "el mayor esfuerzo posible" por cumplir con el contrato, tal como dijo Riot. Eso sí, a nivel de distribución, la UE está en ventaja pues posteriormente se publicó que el contrato sea había firmado antes que el del Reino Unido.

12 de marzo: AstraZeneca comunica más recortes y solo entregará un tercio de las dosis hasta el verano

Tras la publicación del contrato parecía que el conflicto se iba calmando...pero nada más lejos de la realidad. A mediados de marzo AstraZeneca comunicó un segundo recorte en la entrega de dosis. "Veo esfuerzos, pero no los mejores esfuerzos", se atrevió a decir el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, que instó a la farmacéutica a "cumplir con lo firmado".

A pesar de los movimientos, incluido un mecanismo para controlar las exportaciones de vacunas, AstraZeneca siguió sin cumplir. Para el segundo trimestre, la farmacéutica solo asegura 90 millones de dosis de las 180 millones pactadas. Incluso se teme que la entrega se pueda quedar en solo 70 millones. A esto hay que unir el retraso que ya acumula AstraZeneca desde el primer trimestre del año. Hasta ahora, y según las últimas cifras, solo se han entregado 16 millones de dosis desde la compañía.

La mayoría de Estados miembros paralizan la vacunación con AstraZeneca por la aparición de trombos

A nivel estrictamente sanitario el momento más delicado llegó cuando más de la mitad de los Estados miembros de la UE paralizaron la vacunación con AstraZeneca por la aparición de trombos en algunos ciudadanos que habían recibido el vial. España, por ejemplo, paralizó el uso al completo, mientras otros países lo hicieron refiriéndose solamente a algunos lotes. El movimiento fue "preventivo", pero ha afectado a la confianza ciudadana en esta vacuna. Por ejemplo, según una encueta de YouGov, el fármaco como "inseguro" por el 52% de los españoles, el 61% de los franceses, el 55% de los alemanes y el 43% de los italianos.

18 de marzo: la EMA reitera que la vacuna es “segura y eficaz”

Tras cinco pronunciamientos para dar certidumbre, la EMA comunicó el 18 de marzo que la vacuna de AstraZeneca es "segura y eficaz". La Agencia Europea del Medicamento apuntó, eso sí, que no puede asegurar que los casos de trombos no estén relacionados con el vial, pero en todo caso la cifra es irrelevante en relación con el número de personas vacunadas. Con ese mensaje, la EMA instaba a los países miembros a retomar la vacunación. La mayoría lo hicieron de inmediato, pero otros como Dinamarca mantienen la paralización.

24 de marzo: 30 millones de dosis aparecen ‘escondidas’ en Italia

El último capítulo, de momento, vino por la ocultación de dosis. AstraZeneca escondió en torno a 30 millones de vacunas en un almacén de Italia. La planta, situada cerca de Roma, acumulaba todas las dosis, descubiertas durante una investigación de la Comisión Europea. De hecho, parte de ellas habrían sido producidas por la empresa Halix en Países Bajos. Podrían tener como destino el Reino Unido, aunque posteriormente el Gobierno italiano anunció que iban a parar a Bélgica. El Ejecutivo británico, además, negó que tuvieran nada que ver. En todo caso, el comisario Thierry Breton confirmó que las dosis se quedarán en la UE.

La farmacéutica trató de aclarar lo sucedido y aseguró que las dosis no eran "una reserva", sino que estaban a la espera del "control de calidad" que tienen que pasar las vacunas antes de ser entregadas. La mitad del total son para entregar a la UE, añaden. Además, dice que las dosis no fueron fabricadas en la Unión. La farmacéutica aseguró en un comunicado que mantiene su "compromiso" de entrega con la Unión Europea.

De todos modos, en la Comisión no están convencidos de esa versión. La investigación sigue abierta y a pesar de las posiciones de las partes, el Ejecutivo comunitario no se atreve a decir si finalmente esas dosis iban a ser enviadas al Reino Unido o no. Sigue quedando esa duda. Donde no cabe la incógnita es en el hecho de que la relación entre la Comisión Europea y AstraZeneca es tensa, conflictiva, basada en la desconfianza e incluso nociva. Sobre todo para los ciudadanos que siguen esperando la vacuna. Solo así se supera una pandemia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento