Qué son los sistemas híbridos de calefacción y qué ventajas tienen respecto al resto

Imagen de archivo de una caldera de gas natural.
Imagen de archivo de una caldera de gas natural.
EUROPA PRESS

Cada vez más personas optan por el uso de energías renovables en el hogar, como la fotovoltaica, para generar electricidad con el objetivo de reducir su consumo y la huella de carbono. En este sentido, una de las tendencias son los sistemas de calefacción híbridos, esto es, aquellos que combinan sistemas tradicionales con renovables, como la biomasa o la aerotermia

Entre sus múltiples ventajas, una de las más importantes es que se reducen considerablemente las emisiones contaminantes a la atmósfera, un paso clave para paliar los efectos del cambio climático.

¿Cómo funcionan estos sistemas?

Un sistema híbrido combina dispositivos tradicionales como una caldera con energías renovables. En este sentido, "ambos sistemas están preparados para que puedan impulsar el calor hacia el emisor térmico del cual están compuestos cada uno de ellos", explican desde Hogarsense. Esto lo realizan de forma alternativa y dependiendo de la temperatura exterior seleccionada previamente. 

"El punto de unión de ambos sistemas híbridos de calefacción se da en el llamado punto de temperatura bivalente", añaden. Por ejemplo, al utilizar una bomba de calor como sistema alternativo si la temperatura baja "se activaría automáticamente la caldera para dar apoyo y así no perder la temperatura prefijada para la vivienda".

¿Cuáles son sus ventajas?

También es posible encontrar sistemas combinados con una caldera de gas y paneles fotovoltaicos, así como con bombas aerotérmicas y calderas de condensación. En cualquier caso, estos sistemas suponen un importante ahorro en la factura mensual y una reducción del consumo energético.

"El 75 % del consumo energético en las viviendas se utiliza para el abastecimiento de agua caliente y calefacción" y por ello son catalogados como una opción sostenible con el medioambiente y eficiente para el futuro. Al instalar este tipo de sistemas, se produce un ahorro de energía que depende en todo caso de la zona en la que se resida y de la temperatura exterior. Así, aunque la inversión inicial es más elevada que al utilizar sistemas de combustibles fósiles, se puede amortizar en poco tiempo.

Por otra parte, el sistema de regulación que viene integrado es inteligente por lo que es más sencillo de controlar el consumo energético y de establecer la temperatura óptima en el hogar. Además, ofrece un amplio rendimiento y es una de las alternativas más eficientes en la actualidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento