100.000 catalanes de entre 60 y 65 años ya han pedido cita previa para vacunarse del coronavirus con AstraZeneca

Ciudadanos haciendo cola este miércoles para recibir la vacuna contra la Covid en la Facultat de Geografia i Història de la UB de Barcelona.
Ciudadanos haciendo cola este miércoles para recibir la vacuna contra la Covid en la Facultat de Geografia i Història de la UB de Barcelona.
SALUT

Las personas de la franja de edad comprendida entre los 60 y los 65 años pueden pedir cita previa para vacunarse contra la Covid en Cataluña desde la página web vacunacovidsalut.cat activada por Salut.

Los ciudadanos de esta edad son los únicos que pueden solicitar esta cita con antelación desde la web sin necesidad de haber sido avisados previamente por teléfono o por SMS. 

Salut calcula que se citarán alrededor de 245.000 personas de entre 60 y 65 años que recibirán la vacuna de AstraZeneca en estas próximas semanas. Desde el pasado lunes han solicitado cita para inocularse 100.000 catalanes de esta franja de edad.

La administración de esta dosis de AstraZeneca se ha retomado este miércoles tras suspenderse durante 9 días por los casos de trombosis que se habían detectado en algunas de las personas que habían sido inoculadas en países como Dinamarca. 

Este miércoles se ha retomado en Cataluña la vacunación contra la Covid con la dosis de AstraZeneca.
Este miércoles se ha retomado en Cataluña la vacunación contra la Covid con la dosis de AstraZeneca.
SALUT

Este miércoles por la mañana se habían apuntado unas 14.000 personas para vacunarse, el 87% de las plazas disponibles para hoy. Se han registrado largas colas para recibir una dosis en la Facultat de Geografía e Historia de la Universitat de Barcelona (UB). 

Para poder recibir la vacuna de AstraZeneca, los ciudadanos de 60 a 65 años no deben haber sido diagnosticado de coronavirus en los últimos seis meses, no padecer una inmunodepresión, enfermedad cardiovascular o hepática, renal endocrina o neurológica grave.

En el polideportivo de L'Olivera de Sant Boi de Llobregat, uno de los puntos de vacunación que se han montado ha registrado una larga cola durante la mañana de personas que forman parte de este grupo de edad y también de colectivos esenciales de segunda línea. "Hemos tenido muy buena acogida desde primera hora de la mañana. Estamos teniendo un goteo continuo", destaca Marta Rafael, una de las coordinadoras de este punto, en el que han convocado a 365 personas este miércoles.

El punto de vacunación masivo en el polideportivo L'Olivera se ha montado en pocas horas, pero este miércoles ha abierto puertas y el engranaje ha funcionado, con 365 dosis de vacuna de la Covid-19 ofrecidas y un circuito que, a pesar de la cola, ha ido avanzando a buen ritmo a lo largo de la mañana. Decenas de personas han formado una cola que a primera hora ha rodeado parte de las instalaciones.

"La información llega un día y es para ya. Hemos de ser rápidos y nos hemos de adaptar a lo que nos va pidiendo el Departament de Salut para montar la infraestructura. Hemos tenido también mucha ayuda del Ajuntament de Sant Boi y nos coordinamos con atención primaria. En cuanto a la logística y preparación es un gran esfuerzo", destaca Marta Rafael.

"Estoy sorprendido porque no esperaba la vacuna tan pronto. La suegra tiene 91 años y aún no le han dicho nada. Por eso estamos un poco sorprendidos" (Luís, 65 años, ha recibido este miércoles la vacuna de AstraZeneca)

Convocados el día anterior 

Las personas de 60 a 65 años que han acudido al punto de vacunación este miércoles habían recibido un mensaje justo el día anterior que les informaba de que formaban parte de uno de los colectivos convocados. El mensaje incluye un enlace para reservar la cita. Este es el caso de Nieves y Luís, una pareja vecina de Sant Boi que ha recibido la primera dosis de la vacuna este miércoles.

"Al principio era un poco reticente, pero ahora me siento liberada. Tanto tiempo con miedo de salir a la calle", ha expresado Nieves, de 62 años, al salir del polideportivo. "Estoy sorprendido porque no esperaba la vacuna tan pronto. La suegra tiene 91 años y aún no le han dicho nada. Por eso estamos un poco sorprendidos", ha expuesto Luís, de 65 años.

"Encontramos de todo. Hay gente que siente una responsabilidad en el hecho de vacunarse y cuando le toca viene y otras que tienen dudas, porque ha habido informaciones que pueden dar lugar a contradicciones. Aquí resolvemos las dudas que tienen y si están decididos, los vacunamos. Hasta ahora nadie ha decidido no vacunarse", señala Rafael.

Esta coordinadora explica que la idea es que el polideportivo esté abierto de lunes a viernes y que adaptarán la organización en función de las dosis que vayan llegando. En el polideportivo se podrían vacunar, como máximo, un millar de personas en una sola jornada.

El circuito que se ha montado en el polideportivo L'Olivera consiste en un primer control en la puerta, donde se verifica que las personas que acudan tengan el mensaje por móvil o correo electrónico y que formen parte del grupo de edad convocado. 

Después pasan al punto de atención ciudadana con la tarjeta sanitaria y se verifican los datos. Se les apunta en la agenda de vacunación y se dirigen a las mesas donde las enfermeras les administran la dosis. Antes comprueban que no tengan contraindicaciones. Con la vacuna ya puesta, se sientan durante 15 minutos para comprobar que no tienen ninguna reacción adversa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento