Se cumple un año sin Lucía Bosé: sus allegados hablan de la actriz

Lucía Bosé, en un programa de la televisión italiana en 2019.
Lucía Bosé, en 2019.
GTRES

El pasado 23 de marzo se cumplió un año de la muerte de Lucía Bosé a los 89 años. Fallecía a causa del coronavirus, algo que durante este año se ha sacado bastante a colación debido a que su hijo, Miguel Bosé, es uno de los principales negacionistas de la pandemia.

El músico no ha hecho ningún mensaje público a través de sus redes para recordar a la intérprete de películas como Muerte de un ciclista, Brumal o Así es la aurora, pero sí que muchos otros de sus allegados han querido recordarla con unas tiernas palabras.

Desde Vanitatis se han puesto en contacto con varias de las personalidades que conocieron a la matriarca del clan Bosé, que perdía la vida en las primeras semanas del Covid-19 en nuestro día a día, cuando los servicios sanitarios estaban desbordados y las familias siquiera podían despedirse de sus seres queridos, para que recuerden cómo era su arrolladora personalidad, su inmarcesible pelo azul -como el de su casa en Brieva, Segovia, y ambos los tintó en honor a su nieta fallecida, Bimba Bosé-.

El primero en hablar es Nacho Palau, que aunque está en una disputa legal con su expareja porque sean considerados hermanos legalmente sus cuatro hijos (todos por vientre de alquiler), lo cual no quiere Miguel Bosé, aún guarda una buena relación con la familia del cantante y por supuesto tuvo un especial cariño a quien fue su suegra durante muchos años.

"La recuerdo muy divertida, siempre con mucha energía, con ese carácter fuerte -con mucho además-. Pero nos llevábamos muy bien, y como abuela era magnífica con los niños, se lo pasaba en grande y se divertía mucho con ellos. La echamos mucho de menos", ha comentado.

Desde el citado medio también se han puesto en contacto con Boris Izaguirre, quien ha alabado cómo Lucía Bosé era capaz de adaptarse siempre a los nuevos tiempos: "Lucía fue una mujer muy importante a la que quise, quiero y querré siempre. Era una mujer moderna en todos los aspectos. Y lo hubiera sido en cualquier época".

"Su pensamiento iba por delante del resto y tenía un gran sentido del humor. Y era genuinamente bella, pero además de su físico cultivó su interior. La extraño; sobre todo, esa mirada profunda y dulce que ella tenía", ha añadido el escritor y periodista venezolano.

Ha querido explicar, además, cómo se conocieron "en la Navidad de 1992", cuando Miguel Bosé le "invitó a pasar esa Nochebuena" con ellos. Ha explicado que al llegar, "todos estaban vestidos de una manera muy informal", inclusive el autor de Amante bandido o Como un lobo, que iba "con un peto".

"Yo con esmoquin porque en mi país en esas fiestas la gente se viste de gala. Cuando entré, me encuentro a Lucía con una bandeja inmensa de raviolis con olor a salvia. Y ella increíble, con el pelo oscuro y preciosa. Esa es la primera imagen que me viene a la cabeza cuando echo la vista atrás", ha rememorado.

Asimismo, tiene en mente sus largas charlas telefónicas y que todavía le cuesta pasar por Segovia sin pensar en su amiga. "Me entristece saber que nunca más la voy a volver a ver. Tenía una gran capacidad para amar: a sus hijos, a sus nietos, a sus amigos, por la vida, por la historia, por lo bello... Todos los que estábamos cerca de ella admirábamos esa capacidad de cultivar lo bonito. Me encantaba con qué elegancia colocaba la mesa para que todo resultara precioso", ha agregado.

Por su parte, Antonio Dell'Atte ha querido comentarle al citado medio cómo definiría ella a quien fue su "querida Lucía". "Ha sido un ejemplo de mujer revolucionaria y siempre con la verdad en la mano, como yo. Elegante, refinada, inteligente y divertida, vivió su libertad cuando en España era complicado que las mujeres fueran independientes", ha dicho, centrando su recuerdo en el feminismo que abanderaba Bosé.

"Dejó a su marido [el torero Luis Miguel Dominguín] cuando no existía el divorcio y lo que se decía era que había que aguantar. La adoro. La última vez que nos vimos fue en mi cumpleaños [el 9 de febrero]. Me quedo con los recuerdos bonitos que pasé en su casa de Brieva. Yo tuve la suerte de disfrutar de su amistad. La echo de menos", ha especificado la exmodelo y presentadora italiana afincada en España, como ella.

De hecho, Dell'Atte le comentaba un "La più bella" seguido de multitud de corazones azules a Lucía Dominguín Bosé, su hija mediana (el mayor es Miguel y la menor, Paola Dominguín), quien a través de Instagram compartía una antigua fotografía de ambas sonrientes y abrazándose junto a un texto con el apodo que le pusieron: "Mamy Blue para siempre... Te mando mi amor".

No ha sido la única integrante de la familia que ha querido enviar a través de las redes sociales un recuerdo de la matriarca, pues sus dos hijas, Lucía y Jara Tristancho, también han querido mostrar el recuerdo imperecedero de su abuela: la primera, que es artista y que se hace llamar Palito Dominguín, con unas viñetas en las que Lucía Bosé es una ángel de pelo azul y botas amarillas, mientras que la segunda se ha decantado por una vieja instantánea del álbum de fotos junto al mensaje "Pensando en ti".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento