Los niños que pasan más horas frente a la pantalla consumen más comida rápida

  • Un 63,9 % de menores de entre 12 y 14 años están al menos dos horas al día frente a pantallas, según un estudio de la UIC.
  • "El uso de pantallas puede generar cierta ansiedad entre la población infantil que provoca el consumo de comida basura".
  • La exposición a pantallas está relacionada con un número insuficiente de horas de sueño, obesidad y problemas emocionales y de comportamiento.
Un niño delante de un ordenador.
Un niño delante de un ordenador.
Ivan Walsh

Un estudio del Grupo de Evaluación de Determinantes de la Salud y Políticas Sanitarias de la Universidad Internacional de Cataluña (UIC) ha mostrado que un 63,9 % de los menores de entre 12 y 14 años están al menos dos horas al día frente a las pantallas y son los que más consumen comida rápida.

Según ha informado la UIC, el estudio también señala que el porcentaje de niños que consume este tipo de alimentos es menor entre aquellos que hacen deporte varios días por semana que en los que no hacen nunca ejercicio.

El estudio, publicado en la revista "Healthcare" y liderado por la doctoranda Àurea Cartanya-Hueso y el doctor Adrián González Marrón, ha analizado la relación entre el uso recreativo de pantallas y el consumo de alimentos poco saludables en niños españoles de entre 1 y 14 años.

Relación entre pasar tiempo ante pantallas y malos hábitos alimentarios

Los resultados del estudio de la UIC han indicado que los niños de entre 1 y 14 años que pasan más de una hora al día de su tiempo de ocio frente a una pantalla comen más comida basura, como dulces, bebidas azucaradas o "snacks", que el resto de menores.

Los expertos han afirmado que su trabajo "aporta evidencia a la hipótesis de que pasar mucho tiempo delante de la pantalla va asociado a unos hábitos peores de alimentación infantil".

Los autores han destacado que, entre el grupo de población analizado, el 63,9 % de los niños de entre 12 y 14 años son los que más tiempo pasan frente a las pantallas con fines recreativos, un mínimo de dos horas diarias, y consumen más bebidas azucaradas (20,9 %) y comida rápida (12,2 %).

El uso de pantallas puede generar ansiedad

Los responsables del estudio han explicado que "el uso de pantallas puede generar cierta ansiedad entre la población infantil que se acaba traduciendo en el consumo de comida basura, y el hecho de estar más horas expuestos a la publicidad de comida basura puede aumentar también su consumo".

Han destacado asimismo la importancia del nivel socioeconómico, ya que "las familias más empobrecidas tienen salarios más bajos, horarios menos flexibles y jornadas laborales más largas, lo que puede provocar que los niños pasen más horas delante de las pantallas y que los padres ofrezcan a sus hijos opciones más rápidas de comida”, han remarcado.

El grupo de investigadores de UIC Barcelona ha recordado que durante la pandemia de la Covid-19 se disparó la exposición infantil a las pantallas, y que los porcentajes suben año tras año.

"Si en 2011 el porcentaje de niños expuestos a pantallas dos horas o más al día era de entre el 10 y 30 %, en 2017 se situaba en el 44,7 %", han añadido los autores del trabajo.

Nuevo determinante de la salud

José M. Martínez-Sánchez, responsable del grupo de investigación, ha asegurado que la exposición a pantallas en la población infantil será "un nuevo determinante de la salud en los próximos años, ya que está relacionada con un número insuficiente de horas de sueño, obesidad, y con un mayor riesgo de desarrollar problemas emocionales y de comportamiento".

Martínez-Sánchez ha dicho que trasladarán los resultados del estudio a las autoridades sanitarias "para que tomen medidas", y ha insistido en la necesidad de que las instituciones sanitarias "revisen y regulen la publicidad de comida basura".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento