Consumo de drogas
Consumo de drogas 20MINUTOS.ES

Los profesionales tienen claro que la prevención es la mejor forma de atajar el consumo de drogas. Por eso, en Castilla y Léon se desarrollan desde 2004 cuatro programas con adolescentes de varias edades y sus familias.

El trabajo se realiza de forma escalonada y arranca con familias en las que no hay ningún riesgo visible de adicción para terminar con los menores en los que ya se ha detectado un consumo grave de drogas como alcohol, cannabis, tabaco e, incluso, cocaína aunque sin llegar a convertirse en una adicción.

En este último supuesto,  cuyo programa de trabajo se denomina prevención indicada, la Junta registra 25 adolescentes al año en Valladolid. Esta media eleva a 128 casos de 100 familias diferentes los que se han registrado desde 2004 en la provincia, un total al que hay que sumar la participación de 199 madres y padres de hijos con problemas. En la región fueron 517 hijos.

«La detección y captación de los casos más grave se realiza en diferentes ámbitos y parte del centro educativo, aunque también pueden llegar casos desde el ámbito sanitario», reconoció la comisionada regional para la Droma, Carmen Ruiz Alonso.

A pesar de que éste es el programa más llamativo, por su gravedad, no es el único. A él hay que sumar el Moneo, para cualquier familia; el Dédalo, para menores con un consumo prematuro de drogas o padres con dependencia alcohólica, y el Alfil, para menores de 8 a 16 años con un progenitor alcohólico.

El que ha contado con mayor participación ha sido el Moneo, con 1.840 madres y padres de 1.609 familias vallisoletanas. Le sigue el Dédalo, con 234 progenitores y 172 hijos y el Alfil, con 84 madres y 63 hijos, todos de Valladolid. La selección de los participantes se realiza desde los centros educativos.

Piden ayuda a los padres

La comisionada regional para la Droga y el delegado de la Junta en Valladolid, Mariano Gredilla, se reunieron ayer con las distintas federaciones de asociaciones de padres y madres de la provincia para pedirles su colaboración en la prevención del consumo de drogas. Ellos son el enlace fundamental en los centros educativos para detectar los casos de dependencia de estas sustancias y poder ayudar a los progenitores y a sus hijos.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID.