Silvio Berlusconi
Berlusconi, en el centro junto a la doctora Fabiola Carreri. Livio Anticoli / EFE

Desde que el pasado lunes un terremoto sacudiera el centro de Italia y provocara casi 300 muertos y 33.000 evacuados, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, no ha dejado de llamar la atención con algunas declaraciones fuera de tono. Quizá algo intencionadas para aliviar con cierto humor el sufrimiento de los afectados por el seísmo o simplemente meteduras de pata, lo cierto es que el primer ministro está recibiendo un aluvión de críticas, algunas incluso de fuera de Italia.

Él sólo quiso sacar una sonrisa en medio de toda la pena que nos rodea a todos

La última acción controvertida del Berlusconi ha sido su flirteo con una doctora que trabaja en el hospital de campaña instalado en L'Aquila, punto central donde tuvo lugar el terremoto, a quien dijo sin pudor y tras hacerse una foto de familia con todo el equipo médico desplazado a la zona: "No me importaría ser reanimado por ti".

Según informa el diario británico The Times, la mujer en cuestión es Fabiola Carreri, sobre la que Berlusconi se mostró atraído por "su largo pelo rojo y sus grandes ojos azules". Ella, sin embargo, quitó hierro al asunto indicando que el comentario del primer ministro sólo tenía como objetivo "sacar una sonrisa en medio de toda la pena que nos rodea a todos". Fue "galante", subrayó Carreri.

Parece que poco después Berlusconi se acercó a una paciente a la que animó para recuperarse y así poder "pedirle un baile" con él. La cercanía del primer ministro con los afectados por la tragedia es tal que incluso ha propuesto alojar en sus casas de Milán y Cerdeña a tres familias de evacuados, según publica este martes Corriere della Sera.

Otros deslices

La primera declaración polémica de Berlusconi tuvo lugar el pasado miércoles cuando recomendó a las víctimas del terremoto que se tomaran la situación como "un fin de semana de acampada". Antes llegó a decir a los afectados que se atrevieran a ir a la costa: "Tomaos unos días que pagamos nosotros", comentó.