El colegio Torrevelo
Vista de la entrada del colegio privado Torrevelo. EFE
Un colegio cántabro se quedará sin concierto por no admitir niñas. La Consejería de Educación de Cantabria ha decidido no renovar el concierto del colegio privado Torrevelo, vinculado al Opus Dei, porque entiende que vulnera la legislación al admitir sólo niños, pero no a niñas.
La Ley Orgánica de Educación exige que no exista discriminación en la admisión de alumnos por razón de sexo

La Consejería ha argumentado que la admisión exclusiva de alumnos varones "vulnera toda la normativa vigente en materia de admisión de alumnos, así como los principios y fines que inspiran el sistema educativo español, basados en la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, así como en la igualdad de trato". La Ley Orgánica de Educación de 2006 exige que no exista ningún tipo de discriminación en la admisión de alumnos por razón de sexo.

El colegio Torrevelo, situado en la localidad de Mogro, pertenece al grupo Fomento de Centros Enseñanza, vinculado al Opus Dei. A este mismo grupo pertenece también el colegio femenino Peñalabra, al que Educación ha denegado asimismo el concierto que había solicitado.

El pasado 12 de marzo reunieron a unas 300 personas ante la sede del Gobierno de Cantabria, en una concentración en la que se leyó un manifiesto en el que los padres apelaban a la Declaración Universal de Derechos Humanos para reivindicar su derecho a optar por los proyectos educativos que coincidan con sus convicciones.

En su página web, el colegio Torrevelo exhibe además informes para defender las ventajas pedagógicas de la "educación diferenciada".