Nueve detenidos por una fiesta ilegal en la calle con 6.500 personas

Policía en Francia
Agentes de la policía francesa.
2020 VERONIQUE DE VIGUERIE / VERONIQUE DE VIGUERIE

Nueve personas fueron detenidas en la fiesta multitudinaria, con unas 6.500 personas, que se organizó este domingo en las calles de Marsella sin ninguna autorización y con incumplimientos masivos de las reglas básicas contra el coronavirus.

La cifra la dio este lunes la portavoz del Ministerio del Interior, Camille Chaize, en una entrevista a la emisora France Info, en la que también indicó que las fuerzas del orden impusieron "decenas de multas".

"Es totalmente inaceptable", denunció Chaize, que anunció que esos hechos tendrán consecuencias judiciales.

Las fuerzas del orden se mantuvieron en un primer momento a distancia de los miles de personas que se concentraron en el centro de Marsella, muchos de ellos disfrazados y en su inmensa mayoría sin mascarilla, para celebrar una especie de carnaval.

Algunos de los participantes destrozaron mobiliario urbano y lanzaron diversos objetos contra la policía, que multó a varios de ellos por no llevar mascarilla y practicó entonces detenciones.

Políticos de todo el arco ideológico han denunciado la actitud de los participantes. El alcalde de Marsella, Benoît Payan, dijo en su cuenta de internet que "la actitud egoísta de algunos irresponsables es inaceptable" y "tendrán que responder de sus actos ante la justicia".

Estos altercados se produjeron en un fin de semana en el que se endurecieron las restricciones en una parte del territorio francés (no en Marsella) por el repunte epidémico que está causando el colapso de las ucis en varias regiones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento