La petición de Rocío Carrasco a sus hijos antes de la emisión del documental sobre su vida

Combo de imágenes de Rocío Carrasco y sus hijos, Rocío y David Flores.
Combo de imágenes de Rocío Carrasco y sus hijos, Rocío y David Flores.
INSTAGRAM / TELECINCO

Tras grabar la serie documental sobre su vida titulada Rocío: contar la verdad para seguir viva, Rocío Carrasco ha reflexionado en una entrevista emitida este sábado en Telecinco sobre lo que se verá en dicho documental y cómo podría afectar lo que ella cuente a sus dos hijos, Rocío y David, a quienes ha hecho una petición.

"Ya está bien de linchar, ya está bien de ponerme en un mercado público e irme quitando cada día partes de mí. Creo que es algo que me debo a mí misma como mujer, como madre y como persona, creo que es algo que se lo debo a los míos", ha manifestado la hija de Rocío Jurado y Pedro Carrasco.

En este sentido, Rocío Carrasco ha explicado que lleva tanto tiempo callada "por dos motivos: por terror y por la cara de esos dos niños que son mis hijos".

Carrasco ha recordado con dolor cuándo fue la última vez que los vio, "dos fechas que no se me olvidan nunca". En el caso de su hija Rocío, fue el 27 de julio de 2012, un día que ha calificado como uno de los peores de su vida, "si no el peor", ha confesado.

En el caso de David, fue "un 23 de junio de 2016". Carrasco ha recordado que ese día le dijo a su hijo "que disfrutara mucho de su verano y que en septiembre ya tenía la boda de su madre, que era lo que él quería. Ese día no llegó. No dejaron que llegara", ha lamentado.

Rocío Carrasco ha dicho que siempre se ha considerado buena madre: "Yo me he puesto por delante de mis hijos siempre, para que a ellos no les rozara ni el aire, y yo he estado malviviendo durante 20 años con tal de no contribuir al sufrimiento de dos niños".

En este sentido, ha reconocido que se ha perdido todo de sus hijos, "he perdido su amor, ¿te parece poco?", ha considerado.

Respecto a si el documental podría afectar a sus hijos, Carrasco ha lanzado una desgarradora petición a ambos: "David, mi enano, es un ser feliz. Y Rocío no sé si va a sufrir o no. Me gustaría que lo vieran cuando fueran más mayores porque al final ellos son, han sido, víctimas de su padre y no me gustaría que sufrieran", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento