Siete visitantes interestelares se acercan a la Tierra cada año

Impresión artística del objeto interestelar Oumuamua.
Impresión artística del objeto interestelar Oumuamua.
ESA / Hubble / NASA / ESO / M. Kornme

En octubre de 2017 se detectó el primer objeto interestelar que pasó por el sistema solar, identificado bajo el nombre de 'Oumuamua. No pasaron dos años para la detección del segundo objeto, denominado 2I / Borisov, y que resultó ser un cometa interestelar. La localización de ambos objetos formados en otros sistemas estelares fue solo el principio del descubrimiento de una serie de cuerpos celestes que visitan regularmente el sistema solar.

Fue entonces cuando un amplio equipo de científicos comenzó a investigar con qué frecuencia se produce el paso de este tipo de objetos tan cerca de la Tierra.

Según un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Iniciativa de Estudios Interestelares (i4is) cada año hay siete objetos interestelares que visitan el sistema solar y siguen órbitas predecibles mientras se encuentran aquí.

En esta investigación, publicada de forma preliminar en Arxiv.org, también han colaborado investigadores del Instituto de Tecnología de Florida, el Instituto de Teoría y Computación (ITC) de Harvard, la Universidad de Texas, la Universidad Técnica de Múnich y el Observatoire de París.

Sobre la importancia del descubrimiento de 'Oumuamua y 2I/Borisov se refirió en declaraciones a Universe Today el físico Marshall Eubanks, de la Iniciativa de Estudios Interestelares. "Al demostrar que existen, esto ha tenido un impacto profundo, creando un campo de estudio casi de la nada", ha asegurado.

Según Eubanks, "los objetos interestelares nos brindan la oportunidad de estudiar, y en el futuro literalmente tocar, exocuerpos décadas antes de las primeras misiones posibles incluso a las estrellas más cercanas, como Próxima Centauri".

Desde el descubrimiento de estos dos objetos se pusieron en marcha diversas propuestas de hipotéticas misiones que permitan ir al encuentro de estos objetos interestelares cuando pasen por el sistema solar, como la misión Comet Interceptor de la Agencia Espacial Europea (ESA).

En este sentido, Eubanks se ha referido a dos tipos básicos de misiones: "Misiones de planear y esperar, o lanzar y esperar, como la Comet Interceptor de la ESA, y misiones de persecución, como las que serían necesarias para llegar a 'Oumuamua".

No obstante, para poder salir al encuentro de estos objetos en el espacio, los científicos deben saber primero con qué frecuencia visitan el sistema solar.

Por este motivo, Eubanks y su equipo se basaron en el paso de los objetos interestelares 1I / 'Oumuamua y 2I / Borisov junto a estudios astronómicos pasados y actuales para estimar así cuántos visitantes de este tipo se acercan a la Tierra.

Su descubrimiento fue que en un año, de media, el sistema solar sería visitado por siete objetos interestelares similares a un asteroide, mientras que cometas como 2I / Borisov serían menos frecuentes, ya que solo aparecerían una vez cada 10 o 20 años.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento