José Antonio Marina
El profesor y filósofo José Antonio Marina, en su estudio de Madrid. JORGE PARÍS

José Antonio Marina lleva años preocupado por la educación y la juventud. Su último proyecto, una universidad on line para padres, en la que también se dan consejos para parejas.

¿Qué les pasa a los padres que hay que enseñarles a educar?

Que la estructura de la familia ha cambiado mucho y la sociedad se ha vuelto muy individualista. Hace unos años el barrio entero educaba a los niños. Ahora salen del colegio, van a casa y se encuentran que sus padres no han llegado. La subida del nivel de vida y la cultura no protege a los niños, les hace vulnerables. Y los adultos no tenemos muy claro qué hacer. Los padres están asustados y confundidos y con sentimiento de impotencia. No saben cómo educar.

¿Cree que la generación de padres de hoy ha fracasado?

La sociedad de consumo ha vuelto vulnerables las relaciones de pareja, que es el gran problema educativo. La tasa de divorcio se acercará pronto al 50%. Las familias no son felices, y los hijos lo notan. Hay un tipo de familia que está desgarrada y sin estabilidad. Además, en una sociedad autoritaria es más fácil educar que en una sociedad libre.

La sociedad de consumo ha vuelto vulnerables las relaciones de pareja"

Entonces, quizá la sociedad también ha fallado...

Una sociedad de consumo opulenta presiona a la baja el sistema educativo. Antes se decía: estudia ahora y se te recompensará en 10 años. En nuestra sociedad prima la recompensa inmediata. Los niños se vuelven caprichosos. Ellos no tienen la culpa, ni siquiera sus padres.

Si voy a su escuela de padres y le digo que mi hijo fuma porros y que no quiero a mi marido, ¿me lo resuelve?

No se puede aconsejar sin conocer en profundidad. Damos información general sobre porros, o sobre cómo acercarse a la escuela, al tutor...

Los universitarios vuelven a las calles, esta vez contra el Plan Bolonia.

Es una protesta muy confusa, se mezcla Bolonia con movimientos antiglobalización, contra la enseñanza privada... No creo que los universitarios estén muy concienciados. Tardan un montón en acabar su carrera, no parece que sean muy brillantes. Tampoco he oído a ninguno que diga que hay que reducir el número de convocatorias, o que protesten por pocos laboratorios o porque la ratio profesor alumno sea disparatada. Ésos sí son problemas educativos serios. Es una algarada sonora sin un proyecto.

Lo del Plan Blonia es una algarada sonora sin un proyecto"

Y el botellón, ¿también es una algarada sonora?

Hay dos botellones: reunirse en sitios que no son caros para estar con los amigos y otro para beber cantidad de alcohol. En cualquier caso, hay un gusto especial en estar socializado en grandes multitudes.

¿Por qué nos sorprende tanto si en España siempre se ha bebido mucho, también las anteriores generaciones?

Bueno, es que ahora hay prisa por colocarse. No es que quieran beber, sino que quieren haber bebido. El alcohol es la droga más peligrosa en España. Afecta los sistemas de control de la personalidad. Es un peligro público si pierdes el control. Por su extensión, más peligrosa que otras drogas.

¿Cómo lo resolvemos?

Bueno, yo he propuesto que se cree la figura del bebedor pasivo. Es la persona que está sometida al peligro de encontrarse con un bebedor peligroso. Eso aumentaría la intolerancia social al abuso de alcohol. Con el tabaco ha tenido éxito.

¿Nuestros jóvenes saben beber?

Sería estupendo que a los adolescentes se les enseñara a beber en casa. Aquellas familias en las que se bebe sensatamente y tienen repugnancia al abuso de bebida son estupendas educativamente. Cuando los padres saben enseñar a beber una cerveza de aperitivo o una copa de vino en las comidas... El problema es que a los 16 años un chico puede dejar los estudios y ponerse a trabajar, casarse, pagar impuestos, pero tenemos una ley que impide tomar alcohol hasta los 18 años.

Sería estupendo que a los adolescentes se les enseñara a beber en casa"

¿Por qué no la bajan?

Bueno, es que la adolescencia y la juventud no es un concepto legal. Sólo hay minoría y mayoría de edad.

Algunos estudios revelan que tenemos unos jóvenes cada vez más deprimidos.

Yo creo que se encuentran bastante satisfechos. Pero curiosamente, el índice de satisfacción es inverso a la hora de llegada a casa. Hay cierto vacío.

¿Y cómo se llena?

A veces recurren a muletas químicas, y se utilizan drogas dentro de los mismos circuitos de la diversión. Gente que entre semana no toma drogas. Es verdad que aumentan las depresiones, que bajan de edad, pero en general las encuestas dicen que están satisfechos.

Usted que es filósofo, denos una receta para ser felices.

Hay que conseguir satisfacer tres necesidades básicas de una manera armoniosa: bienestar (vivir seguros, cómodos), relaciones afectivas y sociales (que cuestan esfuerzo y pueden quitar comodidad) y, por último, el sentimiento de que progresamos. No hay nada más triste que estar trabajando y que no reconozcan lo que hacemos.

Para ser feliz hay que combinar bienestar, afectos
y sensación
de progreso"

Parece fácil.

Sí, pero a los jóvenes por ejemplo les hemos intoxicado con el bienestar. Y hemos olvidado que se puede perder comodidad por una vida noble. Los adultos estamos dando muy mal ejemplo, de historias de fracasos, de lucha por cosas que no tienen importancia. No somos tan miserables como creemos. A todos nos gustaría sentirnos orgullosos, sentir que colaboramos en algo que nos desborda. Recuerdo un grafiti que vi: hay que dejar el pesimismo para tiempos mejores.

Si fuera profesor de la sociedad, ¿en qué nos suspendería?

Suspendería en valores y actitudes. Somos muy pasivos porque tenemos un inconsciente franquista: que el Estado nos arregle las cosas. No hay participación, pero sí gusto por la resaca como folclore. La poca participación, movilización y exigencia a políticos hace que tengamos una democracia a medias.

¿Qué aprobaría?

Aprobaría la transición y cómo se ha asumido la situación de libertad.


EN DOS PALABRAS

"Si no fuera filósofo sería bailarín"

  • ¿Reza? (Silencio largo)... Medito mucho en temas religiosos
  • ¿Aprueba o suspende a Dios? Lo apruebo .
  • ¿Canta en la ducha? Sí, dentro y fuera. Uno de los problemas de los castellanos es que cantan poco.
  • Un ruido insoportable. El botellón
  • Un invento. El lenguaje y la anestesia.
  • Un derecho. El derecho a la vida. Quitando ése, el derecho a la seguridad social... Es maravilloso.
  • ¿Miente? Como todo el mundo, pero para evitar males mayores.
  • Si no hubiera sido filósofo... Habría sido bailarín .
  • El mejor viaje... En la mejor compañía. Creo que a las islas griegas.
  • ¿Qué le hace feliz? Que me quieran las personas que yo quiero.
  • ¿Y desgraciado? Que sufran las personas que yo quiero.
  • Una obsesión. La estupidez humana y la maldad.
  • Su epitafio dirá... Copiando a Max Aub: "Hice lo que pude".