Los enfrentamientos en Bangkok ya registran dos muertos y más de cien heridos

Soldados del Ejército de Tailandia disparan a las ruedas de un vehículo sospechoso en el centro de Bangkok.
Soldados del Ejército de Tailandia disparan a las ruedas de un vehículo sospechoso en el centro de Bangkok.
R. Yongrit / EFE

Dos personas han muerto y al menos 103 han resultado heridas, 23 de ellas militares, después de que las tropas del Ejército tailandés cargaran este lunes contra los manifestantes antigubernamentales en varios lugares de Bangkok, donde desde este domingo rige el estado de excepción al igual que en otras cinco provincias aledañas.

Según ha informado el Ministerio español de Asustos Exteriores a 20minutos.es, hasta 700 españoles viven en Tailandia, la mitad de ellos en Bangkok, y ninguno de ellos ha pedido ayuda ante el conflicto.

En total, hasta 400 soldados han empleado gas lacrimógeno y disparos al aire para dispersar a miles de activistas, que respondían también con tiros.

Estos militantes antigubernamentales son los llamados "camisas rojas" (por la prendas que visten) del Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura, plataforma política de Thaksin Shinawatra, ex primer ministro y prófugo de la justicia tailandesa. Shinawatra fue depuesto en el golpe de Estado perpetrado por los militares en 2006.

El Frente ha llamado a todos sus seguidores a salir a las calles en una revolución para forzar la caída del Ejecutivo, mientras que el Gobierno recuerda que hará uso de todos los supuestos del estado de excepción para restablecer el orden.

La Policía tiene orden de detener a todos los líderes de las protestas, y el principal cabecilla, Arisman Poongruengrong, fue arrestado el domingo por la mañana.

Una llamada a la paz

Por su parte, el primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva, instó a los manifestantes antigubernamentales a retirarse de las calles de Bangkok y pidió a la población que coopere para restablecer el orden en la capital.

Sin embargo, la paz parece lejana y los disturbios se mantienen. Así, al menos dos autobuses del servicio metropolitano han ardido tras ser incendiados durante las protestas y muchos más fueron empleados por los manifestantes para bloquear las calles, transportar a sus correligionarios de un punto a otro de la metrópoli o estrellarlos contra las formaciones de soldados.

Entretanto, unos 10.000 partidarios de Shinawatra siguen atrincherados tras neumáticos y vallas metálicas en varias calles próximas a la sede gubernamental y atacaban con bombas incendiarias el cuartel general del Ejército.

Nueva crisis

Tailandia vivió una situación similar a finales del año pasado, pero en aquella ocasión fueron los detractores de Shinawatra los que ocuparon durante meses la sede del Gobierno y lograron mantener cerrados una semana los dos aeropuertos de Bangkok. Esto último ha hecho que ahora se tomen las medidas oportunas para asegurar el control de puertos y aeropuertos.

La crisis llegó a su fin cuando el Tribunal Constitucional ordenó el cese del Ejecutivo y permitió, gracias al apoyo de diputados tránsfugas, la llegada al poder del actual primer ministro, Abhisit Vejjajiva, al que ahora los "camisas rojas" exigen que se vaya.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento