Sigue sin haber noticias de la española desaparecida por el terremoto en Italia

  • El español herido que pasó siete horas bajo los escombros, se recupera favorablemente y será dado de alta en dos semanas.
  • La tierra volvió a temblar a primera hora de la mañana en los Abruzos.
  • Asciende a 294 las víctimas provisionales del terremoto.
  • Según pasan las horas, la esperanza de hallar personas con vida bajo los escombros se reduce.
Una calle llena de escombros en L'Aquila
Una calle llena de escombros en L'Aquila
EFE/Carlo Ferraro

El Consulado español sigue buscando a una ciudadana española que podría encontrarse en la zona que este lunes fue sacudida por un terremoto, causando casi 300 muertos, un millar de heridos y alrededor de 20.000 evacuados. Se trata de María Carmen Gómez López, una mujer casada con un italiano y residente en L'Aquila desde hace años. Su nombre figura en las listas de ciudadanos españoles que viven en Italia de que disponen las autoridades españolas.

Por su parte, el joven español Juan Fernando González Cordón, que pasó siete horas bajo los escombros del terremoto ocurrido en L'Aquila, está hospitalizado en un centro sanitario cercano a esa ciudad, con una pierna rota y problemas en el riñón, por lo que tardará entre 15 ó 20 días en ser dado de alta.

Así lo confirmó este sábado el cónsul de España en Nápoles, Luis Gómez de Aranda, que precisó que junto al joven, asturiano, están sus padres, llegados desde Gijón.

294 fallecidosCon el hallazgo de este sábado del cadáver de una anciana entre los escombros de una casa en el centro de la ciudad de L'Aquila, el número provisional de víctimas del terremoto que sacudió la región italiana de los Abruzos

asciende a 294, informó Protección Civil. El cadáver fue localizado
en una casa de Vía XX de Septiembre, enfrente de la Casa del Estudiante, una especie de colegio mayor que se desplomó y donde fallecieron varios estudiantes.

En la casa donde residía la anciana vivían también un padre, una madre y el hijo de ambos de 17 años, así como un dentista. La madre y el hijo todavía no han sido localizados.  Según pasan las horas, la esperanza de hallar personas con vida bajo los escombros se reduce, teniendo en cuenta además las bajas temperaturas de la noche en la capital de la región de los Abruzos, la ciudad más afectada por el terremoto registrado en la madrugada del día 6, de 5,8 grados en la escala de Richter.

Edificios de arena de mar

La tierra volvió a temblar este sábado a primeras horas de la mañana en los Abruzos, aunque con una intensidad menor que los días pasados, lo que permitió a los habitantes de L'Aquila y otras poblaciones cercanas pasar una noche relativamente tranquila. La nueva sacudida se produjo a las 07.39 horas local (05.39 GMT) y según el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología fue de una magnitud de 3,3 grados en la escala abierta de Richter.

Muchos de los edificios construidos en los últimos 30 años en la región de los Abruzos se han construido con cemento mezclado con arena de mar. Los técnicos advierten de que gran parte de los edificios del sur del país están construidos así y que los cimientos han podido resultar dañados por la corrosión de la sal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento