Nueva guerra del taxi en Barcelona por el regreso de Uber: "Si quieren trabajar, que respeten las normas"

Manifestación de taxistas contra el regreso de Uber a Barcelona.
Manifestación de taxistas contra el regreso de Uber a Barcelona.
Miquel Taverna
La nueva guerra del taxi de Barcelona contra Uber vuelve este jueves con una marcha lenta por el centro de la capital catalana.

El sector del taxi ha protestado este jueves para denunciar el regreso "ilegal" de Uber a Barcelona. 4.000 taxistas -según los organizadores- se han concentrado con sus vehículos a primera hora de la mañana delante de las Torres Venecianas de la plaza de España. Allí han iniciado una marcha lenta que ha recorrido la Gran Vía y bajado por Vía Laietana, hasta llegar al Parlament de Cataluña. 

El portavoz de Élite Taxi, Tito Álvarez, insiste en que la entrada de Uber en Barcelona "no respeta" el reglamento metropolitano del taxi y advierte a los 'compañeros' que acepten trabajar para la aplicación: "Son unos traidores y los denunciaremos".

A mitad del recorrido, los taxistas se han detenido delante de Foment del Treball, y han estado lanzando billetes en la puerta. Les acusan de amparar la llegada de la multinacional norteamericana de vehículos de alquiler con conductor (VTC). En los billetes se puede leer la palabra 'Foment' y está impresa la cara de su presidente, Josep Sánchez Llibre.

Una vez en el Parlament, Todas las formaciones políticas -excepto Vox- han recibido a los portavoces de la asociación Élite Taxi. Durante el encuentro, los taxistas han exigido a los partidos que se posicionen claramente en relación a la llegada de plataformas de VTC como Uber a Barcelona. 

Élite Taxi ha calificado la manifestación de "histórica" por sus altos niveles de participación y han asegurado que harán "lo que haga falta" para expulsar a Uber de Barcelona. No obstante, y a diferencia de lo que planteaban en un principio, los taxistas descartan movilizarse durante el Mobile World Congress, que se celebrará a finales de junio en la capital catalana. 

Taxistas lanzan falsos billetes en la puerta de Foment de Treball, durante su protesta contra el regreso de Uber a Barcelona.
Taxistas lanzan falsos billetes en la puerta de Foment de Treball, durante su protesta contra el regreso de Uber a Barcelona.
Miquel Taverna

Uber vuelve a Barcelona después de dos años

Uber dejó Barcelona el 1 de febrero de 2019 después de la aprobación del decreto de la Generalitat que obliga a pre contratar el servicio de vehículos de alquiler con conductor (VTC) con una antelación mínima de 15 minutos, y la prohibición de estacionar en la vía pública o de volver a la base después de prestar el servicio. En aquél momento también dejó Barcelona la empresa Cabify, aunque acabó volviendo aceptando la normativa de la Generalitat.

Ahora, Uber ha decidido prestar de nuevo servicio en la capital catalana de la mano de más de 350 taxistas que se han mostrado dispuestos a trabajar con la aplicación, según fuentes de la compañía.

Taxistas se concentran a primera hora de este jueves en la plaza de España de Barcelona contra el regreso de Uber.
Taxis concentrados primera hora de este jueves en la plaza de España de Barcelona.
Miquel Taverna

Taxista:  "Tienen que respetar las normas"

David Miró es uno de los taxistas concentrados este jueves en Barcelona. Critica el "juego sucio" de Uber, al querer trabajar con más privilegios y bajo sus propias normas: "El problema es que nosotros trabajamos con el precio que nos marca el Ayuntamiento, y ellos con el precio que marca Uber", ha dicho en declaraciones a 20 Minutos.

Por ello, los taxistas reclaman igualdad de condiciones: "Si quieren trabajar en Barcelona, lo tienen que hacer respetando las normas. Todos tenemos que trabajar con taxímetro y con las tarifas que nos marca el Ayuntamiento", reitera, y recuerda las malas condiciones que ya vienen arrastrando por la crisis sanitaria: "Llevamos toda la pandemia facturando como un 60% menos. Nos están multando porque no sabemos ni en las paradas, no paramos de dar vueltas. Y una multinacional puede venir aquí y marcar sus normas".

"Si quieren trabajar en Barcelona, tienen que respetar las normas. Todos tenemos que trabajar con taxímetro y con las tarifas que marca el Ayuntamiento"

Los taxistas sospechan que los 350 taxistas que Uber asegura que están dispuestos a trabajar con ellos no son autónomos, sino asalariados de alguna flota de taxis. "Las flotas ven con cariño a Uber porque sabe esclavizar al trabajador. Pueden tener trabajadores por un precio bajo, y les da un beneficio. Las personas que tienen 30 empleados son las únicas que pueden ver con buenos ojos la entrada de Uber", apunta Miró.

Patricia A., otra de las taxistas que hoy protesta en Barcelona, el temor porque el VTC se quede con el monopolio del taxi de una forma irregular: "Quieren privatizarlo y quedarse con todo", manifiesta, y subraya la importancia de la acción de hoy: "Queremos que nos escuchen y que se vea que estamos ahí, apoyándonos. Que no puedan quedarse con todo como ya han hecho en otras ciudades", manifiesta desde el interior de su vehículo. 

Manifestación de taxistas contra el regreso de Uber a Barcelona.
Un taxista levanta al puño durante la marcha lenta contra el regreso de Uber a Barcelona.
Miquel Taverna

Uber defiende su inocencia

Uber ha emitido un comunicado para defender la legalidad de su servicio y denunciar la "campaña de intimidación" de algunos sectores del taxi, que provoca que "muchos taxistas tengan miedo de salir a trabajar". Por ello, la compañía ha pedido a las administraciones públicas catalanas que "tomen medidas lo antes posible para frenar esta situación".

Uber asegura que la demanda de sus servicios en Barcelona "está siendo muy elevada" y que más de 10.000 personas han abierto su aplicación para viajar en taxi desde el martes por la mañana, el día en que la plataforma de VTC regresó a la capital catalana. 

Respecto al requerimiento que le ha hecho el Instituto Metropolitano del Taxi (IMET), Uber se compromete a hacer llegar toda la información solicitada en breve, aunque insiste en la legalidad de su servicio de acuerdo con la regulación vigente: "Seguimos a disposición del IMET para trabajar juntos en la recuperación del taxi del Área Metropolitana de Barcelona y en poner a disposición del ciudadano nuevas alternativas que mejoren la movilidad en Barcelona. Pero, para poder hacerlo, necesitamos un trato justo", remarca Uber.

El IMET ha advertido a Uber que no puede trabajar en la región sin ofrecer la tarifa de precio cerrado (T3), al margen del servicio con taxímetro, y ha amenazado con multas a los taxistas que trabajan con la app.

Uber, por su parte, defiende que su servicio de intermediación de taxis en la ciudad es "completamente legal", como dice el decreto 314-2016 de la Generalitat, que "establece claramente que para operar un servicio con taxímetro en Barcelona es necesaria una notificación previa, y no una autorización del AMB".

Por el momento, Uber ofrece servicio de transporte con taxímetro, ya que está a la espera de que el IMET le autorice a aplicar la tarifa T3, es decir, de precio cerrado por carrera. 

Tito Álvarez, portavoz de Élite Taxi, en la manifestación de este jueves en Barcelona.
Tito Álvarez, portavoz de Élite Taxi, sujeta un cartel en el que se lee 'Game Uber', en la manifestación de este jueves en Barcelona.
Miquel Taverna
Mostrar comentarios

Códigos Descuento