El 69% de los madrileños apoya los test y el 51% el horario de bares, pero un 53% rechaza la gestión global

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en una imagen de este miércoles.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en una imagen de este miércoles.
Comunidad de Madrid

La gestión de la pandemia de Covid-19 ha centrado todos los esfuerzos del Gobierno presidido por Isabel Díaz Ayuso a lo largo del último año. Según el estudio de opinión realizado por DYM para 20minutos, solo cuatro de cada diez madrileños (el 39,6% de la población de la región) aprueba en líneas generales la actuación contra el virus del Ejecutivo que hasta hace una semana formaban PP y Cs, aunque la mayoría respaldan ampliamente varias medidas concretas que se han puesto en marcha, como la apertura del hospital temporal de Ifema o los test masivos de antígenos.

El 53,4% de los entrevistados confiesa que desaprueba la gestión de la pandemia del Ejecutivo autonómico, pero hasta el 76,6% de ellos valora positivamente que se montara contrarreloj un hospital en el recinto ferial, la pasada primavera durante el confinamiento estricto de la población, para tratar de aliviar la presión asistencial de la red de hospitales. Es la decisión mejor valorada de todas las que ha adoptado el Gobierno autonómico. 

La estrategia de detección precoz de la Covid-19 con test masivos de antígenos que se viene desarrollando en la región desde hace meses es otra de las iniciativas que encuentra muy buena acogida entre los madrileños: el 69,4% la respalda.

Valoración que hacen los madrileños de la gestión del Gobierno de Díaz Ayuso con la Covid-19 y otras materias.
Valoración que hacen los madrileños de la gestión del Gobierno de Díaz Ayuso con la Covid-19 y otras materias.
Carlos Gámez

Los madrileños se dividen de forma más acusada cuando se trata de valorar la puesta en marcha del hospital Enfermera Isabel Zendal, inaugurado el pasado diciembre. El 48,4% de los encuestados aprueba la construcción del centro frente al 42,3% que no lo hace y al 9,4% que no valora la decisión, una de las decisiones de gestión contra la pandemia que más ha tenido que defender el Ejecutivo regional. 

Los madrileños también se encuentran muy divididos a la hora de valorar otras dos medidas de la estrategia del Gobierno de Díaz Ayuso frente a la Covid-19: la apertura de la hostelería, que ha sido siempre más flexible que en otras comunidades, y los cierres por zonas básicas de salud que funcionan desde el pasado septiembre.

Más de la mitad de los entrevistados aprueban ambas decisiones, un aval que llega desde los votantes de PP, Cs y Vox y se topa con el rechazo de los que apoyaron a PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos. El confinamiento de zonas básicas lo aprueban el 52,2% de los madrileños, según el estudio de DYM, gracias a que el 81,2% de los votantes populares y el 73,6% de los de Vox lo ven acertado. El mayor rechazo a esta medida hay que buscarlo entre el electorado de Más Madrid, pues la desaprueban en el 69,3% de los casos.

La mayor flexibilidad que ha tenido Madrid con bares y restaurantes respecto a otras comunidades es respaldada por el 51,5% de la población, un indicador que vuelve a mostrar una acusada división de opiniones: mientras que entre quienes eligieron al PP en 2019 la aprobación se sitúa en el 86,8%, entre los que se decantaron por Más Madrid baja hasta el 21,2%.

La valoración negativa global que hacen los encuestados por DYM de la gestión que ha hecho Ejecutivo regional con la crisis sanitaria no difiere mucho de la opinión que tienen los ciudadanos del trabajo que se ha hecho en otras materias, como economía, educación o políticas sociales. Las iniciativas desarrolladas en materia económica son las que mayor porcentaje de aprobación tienen entre los encuestados: un 42,7% lo respaldan, aunque el 47,2% confiesan desaprobarlo y algo más de un 10% no manifiestan una opinión al respecto. 

Son los votantes de los partidos que sostenían al Gobierno y Vox los que dan amplios porcentajes de soporte -casi del 80% en el caso de PP y Vox y por encima del 66% dentro del electorado de Cs- a las políticas económicas, mientras que se topan con muy malas valoraciones entre la izquierda. Los votantes de Más Madrid son los más críticos: casi nueve de cada diez rechazan lo que se ha hecho en este campo.

En cifras similares se mueve la consideración de los entrevistados hacia la política educativa y social. El 51,9% de los madrileños reconoce que no está de acuerdo con la forma de hacer del Gobierno en materia educativa, como el 51,5% no lo está con la gestión en políticas sociales. En este sentido, llama la atención que los votantes de Cs dan a esta materia el mayor índice de desaprobación (alcanza hasta un 43,8%) cuando esta era una de las carteras que dirigía el sector naranja de la coalición autonómica hasta la precipitada salida de hace unos días. 

Otro hecho llamativo es que en materia educativa, los electores de Vox valoran la gestión que se ha hecho en la Comunidad de Madrid mejor que los simpatizantes del PP y, a pesar, de que desde que comenzó la legislatura los de Abascal han venido reclamando en la región la implantación del veto parental. El estudio de opinión, sin embargo, releva que el 72,4% de los entrevistados que afirman ser de Vox aprueba el rumbo que ha marcado la Consejería de Educación, un porcentaje de satisfacción que entre los votantes populares se sitúa en el 70,3% y entre los naranjas, en el 61,1%.

Ifema gusta a todos; el Zendal... solo a PP, Cs y Vox 

Tanto el hospital de emergencia de Ifema como los test masivos son medidas que tienen el visto bueno de todo el electorado. Los mayores avales a estas iniciativas hay que buscarlos entre quienes apoyaron en las urnas en 2019 a PP, Cs y Vox. El respaldo a Ifema entre los votantes naranjas llega a rozar el 96%, siendo el más elevado, aunque también supera el 90% en el caso de los populares y alcanza niveles considerables entre los madrileños que optaron en las últimas elecciones autonómicas por un partido de izquierdas. 

Hasta el 68,8% de votantes del PSOE y el 59,4% de Más Madrid aprueban la instalación de Ifema, un apoyo que baja ligeramente (hasta el 58,2%) entre los electores de Unidas Podemos.

Esa unanimidad desde todo el espectro político no se da respecto al Zendal: el apoyo al hospital que se levantó en Valdebebas proviene, sobre todo, de los votantes de PP, Cs y Vox, porque entre la izquierda no tiene nada de respaldo. En esta clara división de opiniones llama la atención el hecho de que entre los votantes de la formación de Santiago Abascal la valoración es, incluso, mayor que entre los del PP (80,7% de aprobación frente a 77,6%).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento