Ábalos ofrece bonificar hasta el 90% del IRPF a propietarios sin limitar el alquiler y ahonda el cisma con Podemos

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias (d) conversa con la ministra de Igualdad, Irene Montero (c) y el ministro de Transportes, José Luis Ábalos (i) antes del comienzo del acto organizado con motivo del Día de la Fiesta Nacional, en Madrid este lunes.
El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias (d) conversa con la ministra de Igualdad, Irene Montero (c) y el ministro de Transportes, José Luis Ábalos (i) antes del comienzo del acto organizado con motivo del Día de la Fiesta Nacional, en Madrid este lunes.
EFE

La distancia entre PSOE y Unidas Podemos en las conversaciones para la ley de vivienda es cada vez mayor. Las negociaciones llevan semanas estancadas por la negativa de los socialistas a cumplir el pacto suscrito en octubre, por el cual se comprometían a establecer "mecanismos de contención o bajada de precios". Y este miércoles, dos semanas después de la última reunión, el PSOE insistió en esta negativa y presentó por escrito su propuesta, que pasa por dar reducciones en el IRPF a los propietarios que bajen el precio del alquiler, saquen nuevas viviendas al mercado o las alquilen a jóvenes a precio limitado.

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, presentó este miércoles la concreción de su propuesta, que aumenta las reducciones en la base imponible del IRPF para propietarios que alquilen sus inmuebles, más en las zonas "tensionadas", donde se produzcan aumentos desproporcionados de los alquileres. Serán menores en las zonas que no tengan esta consideración. Pero Unidas Podemos rechaza de plano el mecanismo porque supondría incumplir "flagrantemente el acuerdo de Gobierno", que es el de establecer topes a los precios, y fuentes moradas denuncian que el PSOE "sucumbe a las presiones de la patronal inmobiliaria".

¿Cómo harías más asequible el alquiler, bonificando al casero o limitando el precio?

En la propuesta de Ábalos, los porcentajes de reducción totales varían entre el 60% y el 90% para los nuevos contratos de alquiler, que tendrán una reducción homogénea del 50% de la base imponible del IRPF -en función de la que se calculará la tributación por este impuesto, tanto en el tramo autonómico como en el estatal-.

En el caso de que el incremento en la reducción del IRPF solo sea del 10%, el propietario se quedaría como estaría ahora, puesto que los contratos de arrendamiento contemplan ya una reducción del 60%. En todo caso, son más los supuestos en la propuesta con los que el arrendatario puede ver bonificado aún más el IRPF y en el Ministerio se apunta como solución rescindir el contrato de alquiler para hacer uno nuevo con las nuevas reducciones de IRPF que contemplaría la Ley de Vivienda si esta propuestas se aceptada por Unidas Podemos. 

Nuevas viviendas en alquiler y rebajas 

Según el documento que el Ministerio de Ábalos ha presentado al otro socio del Gobierno, cuando se trate de una zona de precios tensionados, al 50% de reducción base, el propietario sumará otro 20% de bonificación en el IRPF, hasta el 70% de reducción total, si incorpora al mercado una vivienda que no estuviera en alquiler anteriormente.

Con esto, el Ministerio defiende que "se afronta directamente el problema de falta de oferta que caracteriza las zonas de mercado residencial tensionada, equilibrándose los precios".

Si la vivienda ya está en alquiler y el propietario reduce "más de un 10%" de la renta a su inquilino, sumará a la reducción inicial del IRPF una disminución adicional del 40%, llegando al 90%. De esta manera, solo tributaría por el 10% del alquiler.

Unidas Podemos ha recibido la propuesta con mucho descontento. Fuentes de la Vicepresidencia Segunda denuncian que el PSOE incumple "flagrantemente el acuerdo de Gobierno" y denuncian que su oferta "consiste en dedicar recursos públicos a asumir, por parte de todos los contribuyentes, las rebajas en la renta que realice quien tenga una vivienda en alquiler". 

"La propuesta es antisocial porque promueve que quien más tiene, y más ha contribuido a hinchar la burbuja, se beneficie en mayor medida de estos incentivos sostenidos con el dinero de todos", argumenta en este sentido el departamento que lidera Pablo Iglesias. Y asegura que, con una medida como la que pretende implantar el PSOE, "cuanto más cara sea la renta y más viviendas tenga un propietario mayor será el beneficio fiscal que reciba".

No obstante, fuentes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana apuntan que los morados se han comprometido a "analizar" una propuesta que el departamento de Ábalos mantiene que permitirá que un propietario pueda tener más beneficio económico por las reducciones de la base imponible del IRPF que por la ganancia que obtendría si se niega a bajar la renta a su inquilino.

Distintas bonificaciones

En las zonas no tensionadas, los porcentajes de reducción de la base imponible del IRPF son menores. De un 60% -es decir, como la actual- si lo que se alquila es una vivienda protegida o que haya sido rehabilitada en los últimos tres años. La reducción se eleva al 70% si la vivienda se alquila a jóvenes de entre 18 y 35 años y la propuesta contempla también otro porcentaje de bonificación del IRPF adicional al 50% cuando la vivienda se alquile a inquilinos con ingresos reducidos, que en este caso no concreta porque "está en estudio". 

Además, plantea una reducción del 70% -es decir, del 50% base más otro 20%-cuando un propietarios cedan sus viviendas al alquiler social o asequible a cambio de una contraprestación y que ahora no se benefician de ninguna por no ser los titulares de los contratos. En concreto, cuando pongan su vivienda a disposición de la Comunidad Autónoma o el Ayuntamiento en el marco de algún programa público o cuando la cedan a ONGs especializadas en la atención a hogares o colectivos vulnerables.

Necesario acuerdo con las comunidades

Buena parte de la bonificación del IRPF que plantea la propuesta de Ábalos está sujeta a que la zona donde se encuentre la viviendas haya sido declarada "tensionada", en base a los precios medios del alquiler en las mismas que se registren en el índice de precios.

En el caso de viviendas que no estén en estas áreas, fuentes del Ministerio explican que las reducciones serían de aplicación con carácter general. Por el contrario, para poder aplicar las de las zonas tensionadas, la propuesta plantea que antes será necesario llegar a un acuerdo con cada comunidad autónoma. En este caso, deberá comprometerse también a adoptar medidas para que bajen los precios de los alquileres en estas áreas.

"Para la aplicación del mecanismo fiscal de contención y bajada del precio del alquiler, la declaración de un ámbito territorial como zona de mercado residencial tensionado se recogerá en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, previa propuesta de la Comisión Bilateral en materia de vivienda entre el Estado y la Comunidad Autónoma, pudiendo participar las entidades locales afectadas", dice el documento.

Es decir, será necesario que el Gobierno central pacte con cada comunidad que se podrán aplicar estos mayores porcentajes de reducción, que debe dar lugar a la declaración de zona de mercado residencial tensionado durante tres años, prorrogable anualmente a partir de entonces si subsisten las circunstancias que motivaron tal declaración, es decir, un aumento desproporcionado de los precios del alquiler.

Si Gobierno y comunidad acuerdan declarar una determinada zona tensionada, la administración "competente" deberá también elaborar un Plan de Acción específico con "medidas necesarias para la corrección de los desequilibrios evidenciados en su declaración, así como un calendario de desarrollo".

Grandes tenedores

Estas reducciones se dirigen a los pequeños propietarios, puesto que en su propuesta Ábalos defiende "la propiedad de la vivienda en alquiler corresponde muy mayoritariamente a pequeños propietarios", obviando, por ejemplo, a los 'fondos buitre', propietarios de promociones enteras.

Frente a la propuesta de Unidas Podemos de considerar que alguien con más de 5 pisos es ya un gran tenedor, la propuesta de Transportes deja esta cuestión en el aire y tampoco les impone condiciones especiales. Se limita a postergar la definición de "gran tenedor", aunque sí tendrá esa consideración quien tenga "al menos el 1%" de las viviendas en alquiler en una determinada zona. "Deberán colaborar y ofrecer información sobre el uso efectivo de sus inmuebles", se limita a indicar la propuesta.

Para Unidas Podemos, esta tibieza tampoco es aceptable. "La propuesta no recoge ninguna medida dirigida a los grandes propietarios constituidos en empresas como Blackstone y el resto de fondos buitre, que podrían seguir cobrando alquileres abusivos como hasta ahora y especulando con el derecho a la vivienda", denuncian fuentes moradas, que aseguran que son estos fondos los que "han logrado aumentar los precios del alquiler en nuestro país construyendo artificialmente una burbuja a través de la retención de vivienda vacía".

Vivienda vacía a los 2 años

Este plan de reducciones fiscales para animar a los propietarios a bajar los alquileres forma parte de la propuesta de Ábalos para acordar con Unidas Podemos el proyecto de la Ley Estatal de Vivienda que, según propone en su documento difundido este miércoles incluirá una definición de "vivienda vacía" a los que los ayuntamientos "puedan aplicar" un recargo de la cuota del IBI, cuando lleven desocupados durante dos años y el propietario lo sea como mínimo de cuatro inmuebles. 

Quedarán exentos de esta penalización por tener el piso desocupado cuando se deba a un traslado temporal por razones laborales o de formación, cambio de domicilio por razón de dependencia, salud o emergencia social, por obras o rehabilitación o viviendas que sean objeto de un litigio que impida su uso.

Cuando se trate de una segunda residencia podrá estar desocupada durante cuatro años sin tener recargo del IBI por ese motivo.

 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento