Una de las instalaciones de lavado de manos sin contacto que Oxfam Intermón ha colocado en el campo rohingya de Cox´s Bazaar, en Bangladesh, donde viven más de 850.000 personas refugiadas.
Una de las instalaciones de lavado de manos sin contacto que Oxfam Intermón ha colocado en el campo rohingya de Cox´s Bazaar, en Bangladesh, donde viven más de 850.000 personas refugiadas.
Fabeha Monir/Oxfam

El agua, más vital que nunca

  • La pobreza, la falta de vacunas y de atención sanitaria convierten a este bien, junto a la higiene, en la única medicina para millones de personas

Lavarse las manos con agua limpia y jabón en un campo de personas refugiadas en Bangladesh, República Centroafricana o Jordania puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte. Si bien todo el planeta ha sido consciente de la importancia del agua y la higiene en este año de pandemia, en ningún sitio se ha puesto más de manifiesto que en los lugares en los que viven las personas más vulnerables y olvidadas de la tierra.

Con la irrupción del coronavirus, la experiencia de décadas de las ONG en el combate a otras enfermedades infecciosas como el ébola o el zika en entornos difíciles de hacinamiento, falta de agua corriente o extrema pobreza ha supuesto un muro de contención para evitar la propagación de la enfermedad. El único muro, en realidad, en lugares donde no hay suficientes medicinas, personal médico, instalaciones sanitarias o, por supuesto, vacunas. Según Oxfam Intermón, en los países más pobres 2021 terminará con solo una de cada cuatro personas vacunadas.

Esta entidad ha puesto el énfasis en facilitar instalaciones que garanticen el acceso a este bien en aquellos lugares donde se encuentran las personas más vulnerables, como los campos de personas refugiadas, las escuelas o los centros sanitarios de países pobres o en conflicto, además de incrementar la formación y promoción de la higiene entre estos colectivos.

Como organización especializada precisamente en agua, higiene y saneamiento, esta ONG cuenta con una larga experiencia operativa en la respuesta a emergencias de salud pública, adquirida en epidemias, desplazamientos forzosos o catástrofes naturales. "El agua, el saneamiento y la higiene, ámbitos que han sido nuestro trabajo principal durante décadas, son vitales para controlar brotes que podrían arrasar a personas que, en muchos casos, ya tienen un estado de salud frágil por la situación de pobreza en la que viven", explican.

"El agua, el saneamiento y la higiene son vitales para controlar brotes de enfermedades infecciosas"

"La pandemia ha incrementado la desigualdad, pero creemos que también ha cambiado la mirada de millones de personas en el mundo. La gente se ha dado cuenta de que se necesita un esfuerzo de solidaridad a nivel mundial. Estamos ante una situación crítica y debemos de ser conscientes de que nadie estará a salvo hasta que todas las personas lo estemos, y eso incluye especialmente a las personas más pobres", apunta Pilar Orduña, responsable de acción humanitaria de Oxfam Intermón.

Cabe señalar que en muchos de estos campos hasta 250 personas comparten un solo punto de abastecimiento de agua y disponen de menos de 3,5 metros cuadrados de espacio vital por persona, condiciones que hacen especialmente difícil cumplir con las medidas más básicas de prevención, como son la higiene y el distanciamiento social.

Medidas concretas

Para combatir la enfermedad en estos entornos complejos, como son los campamentos para personas refugiadas o las zonas urbanas densamente pobladas, no solo es necesario instalar fuentes de agua limpia. "Damos formación en higiene", explica Orduña. "Puede parecer un tema menor, pero recordemos cómo todos tuvimos que aprender a lavarnos las manos correctamente aquí en España al inicio de la pandemia. Parecía una obviedad, pero nos dimos cuenta de que no era así".

Un ingeniero de salud pública de Oxfam Intermón instalando un punto de agua en Bimbo, R. Centroafricana.
Un ingeniero de salud pública de Oxfam Intermón instalando un punto de agua en Bimbo, R. Centroafricana.
Aurelie Godet /Oxfam Intermón

Oxfam Intermón ha incrementado, por ejemplo, las instalaciones de agua limpia y con el diseño de grifos sin contacto que funcionan sin pedal, además de entregar ‘kits’ de higiene con jabón, mascarillas y productos de aseo personal a las personas más vulnerables, especialmente las que se encuentran en entornos de alto riesgo. También se ha aumentado la concienciación sobre la prevención y el saneamiento.

Algunos lugares de actuación

Yemen es ahora mismo el país que sufre la mayor catástrofe humanitaria del mundo. Es uno de los lugares donde Oxfam Intermón actúa formando a voluntarios para concienciar sobre el virus y promover la higiene entre las comunidades afectadas por el conflicto yemení. Se ha proporcionado dinero en efectivo a las familias, ‘kits’ de higiene y suministro de agua mediante camiones cisterna en campamentos para personas desplazadas.

Este mismo apoyo se ha prestado en Irak, donde se ha rehabilitado y proporcionado agua y saneamiento a decenas de centros sanitarios y educativos. Además, junto a la red de organizaciones socias locales se ha capacitado a un gran número de personas voluntarias de las comunidades para responder rápidamente a la COVID-19. Igualmente, se ha proporcionado alimentos de emergencia y dinero a familias en situación de vulnerabilidad.

Casi 10 millones de personas han recibido apoyo de Oxfam Intermón en materia de agua, higiene y protección frente a la COVID-19

En Cox’s Bazaar (Bangladesh), donde casi un millón de personas rohinyas viven en condiciones de hacinamiento extremo, se ha intensificado también la labor de promoción de la higiene y saneamiento, con la distribución de agua y jabón y desarrollando herramientas innovadoras como los puntos de lavado de manos sin contacto.

En Burkina Faso, por su parte, donde 780.000 personas están internamente desplazadas, se están realizando las mismas tareas, asegurando el acceso a agua segura y potable y mejorando los conocimientos de las comunidades en torno a la COVID-19.

En total, casi 10 millones de personas y 700 centros de salud repartidos por 68 países han recibido apoyo de Oxfam Intermón en materia de agua, higiene, saneamiento y equipos de protección para la COVID-19.

  • REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
    Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.