Barómetro CIS | Se frena la confianza en las vacunas: baja al 82,5 el porcentaje de españoles dispuestos a recibirla

Viales de AstraZeneca en Valencia.
Viales de AstraZeneca en Valencia.
Kai Försterling / EFE

Después de la espectacular subida registrada en febrero, en el barómetro del CIS de marzo la confianza de los españoles sobre las vacunas contra la Covid-19 se ha frenado: un 82,5% de los encuestados estaría dispuesto a inocularse cuando le llegue su turno.

Sigue siendo un porcentaje elevado, pero significa una bajada en cuatro décimas con respecto al sondeo anterior, cuando fue de 82,9%. Sin embargo, ese dato de febrero significó un espectacular avance, después del 72,5% que se registró en el estudio de enero. 

El porcentaje de españoles dispuestos a vacunarse creció después de que en enero arrancara la campaña masiva de vacunación, con los sanitarios y residencias como primer grupo. Los primeros estudios demostraron que la sola aplicación de la primera dosis ya causaba un desplome de casos en los centros geriátricos.

Problemas con AstraZeneca

Sin embargo, a partir de febrero se comenzaron a manifestar algunos problemas con la vacuna de AstraZeneca, conocida en sus inicios como vacuna de Oxford. Como no hay estudios sobre sus efectos en ancianos, en algunos países, como Francia, se comenzó a administrar a personas por debajo de los 65 años, una edad que en España se ha fijado hasta los 55 años.

Así, la AstraZeneca fue la vacuna que en España se reservó a colectivos en primera línea, como sanitarios, policías y profesores. Sin embargo, ya en ese mes se comenzaron a conocer en Corea del Sur o Italia casos de muertes y fuertes reacciones en personas tras las primeras horas de haber recibido el medicamento, aunque en ninguno se ha demostrado una relación directa con la inoculación. 

Pero las dudas han seguido creciendo, al grado de que este mismo lunes España se ha sumado a los países que han suspendido la aplicación de la AstraZeneca hasta que las autoridades europeas confirmen su seguridad. Una situación que no ha abarcado el barómetro del CIS, que se realizó en los primeros once días de marzo.

Razones para no vacunarse

La principal razón que esgrimen las personas que no se quieren vacunar (un 5,4% de los encuestados) es que no se fían de ellas (un 29,3%), seguida por el miedo a los efectos secundarios (20,1%). Otras razones minoritarias son que no creen que sean eficaces, por haber pasado ya la enfermedad, porque son contrarios a todas las vacunas o porque prefieren esperar a ver cómo funciona.

La pandemia es para los entrevistados el segundo problema en el país, solo por debajo de la crisis económica. Una mayoría de 44,7% cree que lo peor ha pasado ya, aunque un 48,9% cree que habría que tomar mayores medidas para frenar la pandemia. Más del 73% asegura que no ha tenido que contactar con los servicios sanitarios pro síntomas o problemas de salud relacionados con la Covid-19.

Después de semanas de polémicas entre las comunidades autónomas sobre las medidas contra el coronavirus, y a las puertas de Semana Santa, un 67,1% de los encuestados manifiesta que les gustaría que esas restricciones fueran decididas por el Gobierno central y los autonómicos "en colaboración".  

(Consulta íntegro el barómetro del CIS de marzo):

Al margen de estas medidas oficiales, los entrevistados también han hablado de las medidas que ellos están adoptando personalmente. La más seguida es reducri el contacto social (38,5%), seguida por "tener cuidado con las cosas que toca" (25,1%) y permanecer prácticamente en aislamiento (24,1%). Un 4,4% de los encuestados dice no seguir ninguna medida y hacer vida normal. 

También una gran mayoría (59,1%) estima que los españoles están dando ejemplo de civismo y solidaridad contra la pandemia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento