El independentismo propone una ley de amnistía sin recorrido

Miembros de ERC, Junts, la CUP y el PDeCat posando en la escalinata del Congreso de los Diputados este martes.
Miembros de ERC, Junts, la CUP y el PDeCat posando en la escalinata del Congreso de los Diputados este martes.
EP

Los partidos independentistas con representación en el Congreso han hecho este martes piña para registrar la proposición de ley de amnistía que ya prometieron el pasado diciembre, antes de la disolución del Parlament, a pesar de que no se espera que prospere porque, aunque los comunes tienen intención de votar a favor o abstenerse, el PSOE prevé hacerlo en contra. Los socialistas consideran que es anticonstitucional, pero ERC, JxCat, PdeCat y CUP han exigido al Gobierno que la apoye como punto de partida para dar una "solución política" al conflicto catalán. Además, han advertido al PSOE de que rechazar la proposición de ley, que han registrado junto a Amnistia i Llibertat y Òmnium Cultural. implica mantener "la venganza" y "negociar con rehenes".

El texto establece la amnistía para "todos los actos de intencionalidad política" vinculados a "la lucha democrática para la autodeterminación de Cataluña" que hayan sido "tipificados como delitos o como conductas determinantes de responsabilidad administrativa" y se llevaran a cabo "desde el 1 de enero de 2013".

La ley, que no se debatirá antes del 4 de mayo, fecha de las elecciones madrileñas, beneficiaría a los presos del 'procés' y también dejaría sin efecto las órdenes de detención de los líderes independentistas huidos. Además, reintegraría los derechos de funcionarios sancionados; devolvería abonos de fianzas, sanciones o multas; levantaría embargos y eliminaría antecedentes penales.

Según el texto, quedarían comprendidos "en el ámbito objetivo de la amnistía, siempre que los hechos se consideren actos de intencionalidad política", los delitos de rebelión y sedición y el resto de delitos contra el orden público. También los de prevaricación, falsedad, malversación de caudales públicos, desobediencia o revelación de secretos.

Los partidos independentistas han denunciado que haya nueve políticos presos y han cifrado en más de 3.000 las personas "represaliadas". Ante este escenario, han reclamado al Gobierno y a los socios del Ejecutivo que aprueben la ley para acabar con la "represión", devolver "el conflicto político exclusivamente al terreno político" y demostrar que se cree "en una solución democrática".

La diputada de ERC Montse Bassa ha afirmado que apoyarla significa "borrón y cuenta nueva" en la persecución de la causa independentista. Por su parte, Miriam Nogueras (JxCat) ha dicho que los partidos españoles tienen en sus manos admitir que "la vía de la represión, la prisión y el exilio ha sido un error impropio de una democracia llena y consolidada". Desde el PdeCat, Ferran Bel ha reclamado "reflexión" y que quienes no estén dispuestos a amparar la normativa sean "honestos" y expliquen su "propuesta alternativa para Cataluña", mientras que desde la CUP Mireia Vehí ha apuntado que el PSOE tiene la pelota en su tejado y su apoyo es "imprescindible".

Sin embargo, desde el partido socialista, el ministro y secretario de Organización, José Luis Ábalos, ya expresó el lunes su rechazo a la propuesta de ley y este martes la portavoz de la formación en el Congreso, Adriana Lastra, ha asegurado: "Entendemos que una amnistía no tiene cabida en nuestra Constitución y por tanto votaremos en contra".

Por su parte, el líder de Unidas Podemos-En Comú Podem en el Congreso, Jaume Asens, ha dicho que analizarán si apoyan la propuesta o se abstienen, pero que no se pronunciarán en contra porque no están en desacuerdo con la posibilidad de una amnistía. No obstante, ha apuntado que es una vía sin visos de realidad y ha apostado por otras más "realistas", como el indulto o la reforma del Código Penal.

Como el PSOE, el PP tiene previsto votar en contra, y el PNV y Compromís, a favor.

El Govern ve una "oportunidad" de negociar

La consellera de la Presidencia de la Generalitat, Meritxell Budó, ha exigido "responsabilidad" al Gobierno para abordar en el Congreso la proposición de ley de amnistía. 

"El PSOE tiene ahora una oportunidad magnífica, que no es la de pasar página, de afrontar desde el diálogo y la negociación en la Cámara del Congreso la resolución del conflicto político", ha afirmado tras el Consell Executiu del Govern.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento