La Oficina de Información al Consumidor de Burgos atendió a casi 23.000 usuarios en 2020, un 15% más

La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) de Burgos atendió a casi 23.000 usuarios a lo largo de 2020, lo que representa un quince por ciento más que en la anualidad anterior, según se desprende de su memoria anual, presentada este martes por la concejal de Consumo, Lola Ovejero, y el director del servicio, Luis Morcillo.
Luis Morcillo, director de la OMIC, y Lola Ovejero, concejal de Consumo.
Luis Morcillo, director de la OMIC, y Lola Ovejero, concejal de Consumo.
PSOE BURGOS.

Morcillo ha aprovechado la ocasión para destacar el importante volumen de trabajo que gestiona el servicio que dirige y que la convierten en la primera oficina municipal de Castilla y León en este sentido.

El director de la OMIC ha achacado el incremento de consumidores registrado el pasado año a la declaración del Estado de alarma y la suspensión de contratos en vigor, lo que motivó un aumento tanto de las consultas como de las reclamaciones registradas.

Este hecho motivó, asimismo, que se multiplicasen por diez las consultas realizadas vía online, pasando de unas 600 en 2019 a algo más de 6.000 durante el pasado año, mientras que las realizadas por vía telefónica pasaron de 4.056 a 7.390.

La OMIC atendió a 22.917 consumidores el pasado año mientras que el número de consultas se situó en las 20.010, de las que 7.287 se realizaron durante el periodo de confinamiento y 668 fueron reclamaciones.

Por sectores, destaca el número de consultas y reclamaciones realizadas en relación al transporte área, que aglutinó 2.581 consultas y 379 reclamaciones, seguido de las vinculadas a las agencias de viaje, que supusieron 1.735 consultas y 313 reclamaciones.

En la memoria anual de la OMIC también sobresalen las 980 consultas y 96 reclamaciones relativas al comercio online mientras que otros sectores, como el de notarios, taxis o sanidad, no generaron ningún tipo de reclamación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento