El Estadi Olímpic de Montjuïc se modernizará completamente para acoger competiciones de atletismo y de rugby, de forma prioritaria, pero también espectáculos de masas, grandes exhibiciones de motor o esquí y diversas competiciones escolares.

Los atletas podrán disfrutar del placer de correr en una pista olímpica el primer sábado de mes

La remodelación del estadio será integral y costará 17 millones de euros. Pese a que se han iniciado ya algunas mejoras, como el cambio del videomarcador, las grandes reformas se iniciarán en noviembre. El recinto se estrenará en septiembre de 2010, con motivo del Campeonato de Europa de Atletismo.

"Esperamos un aumento cuantitativo de espectáculos", exponía ayer el primer teniente de alcalde del Ajuntament de Barcelona, Carles Martí, quien aclaró que una vez el R.C.D. Espanyol abandone el Estadi, ya no habrá que velar por el césped y se podrán llevar a cabo espectáculos de gran formato y con un gran aforo en pista, como macroconciertos de rock o de ópera o exhibiciones de esquí o de vehículos de motor.

Las escuelas y federaciones podrán celebrar partidos en este campo profesional

En el estricto apartado deportivo, se quiere convertir el Estadi Lluís Companys en un "referente" para el rugby y, también, en el escenario de los partidos de la Selecció Catalana de Futbol. Además, los atletas podrán disfrutar del placer de correr en una pista olímpica el primer sábado de mes. Las escuelas y federaciones podrán celebrar partidos en este campo profesional que, por cierto, cambiará de color.

El Ajuntament calcula que mantener el Estadi de Montjuïc cuesta 1,5 millones de euros. Una cifra que se deberá sufragar con los eventos que se lleven a cabo, ya que el Estadi no tendrá un equipo residente. El propio Martí reconoció ayer que "habrá años con pérdidas".