Bolsonaro nombra a su cuarto ministro de Salud desde el inicio de la pandemia en el peor momento de la crisis sanitaria

El nuevo ministro de Salud de Brasil, Marcelo Queiroga.
El nuevo ministro de Salud de Brasil, Marcelo Queiroga.
MARCOS OLIVEIRA / AGENCIA SENADO / EFE

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, anunció este lunes al cardiólogo Marcelo Queiroga como su nuevo ministro de Salud, el cuarto desde que se registró el primer caso de covid-19 en Brasil, país que se ha convertido en el actual epicentro global de la pandemia.

El líder ultraderechista anunció al sustituto del actual ministro, el general del Ejército Eduardo Pazuello, en una conversación con seguidores frente al Palacio de la Alvorada, la residencia de la Presidencia, y adelantó que el nombramiento será publicado en la edición del martes del Diario Oficial.

El cambio de ministro se produce en momentos en que Brasil se acerca a los 280.000 muertos por coronavirus y supera los 11,5 millones casos de la enfermedad, que lo convierten en el segundo país en el mundo tanto en número de víctimas como de casos, tan solo superado por Estados Unidos.

Igualmente se produce pocas horas después de que la también cardióloga Ludhmila Hajjar revelara que rechazó la invitación que le hizo Bolsonaro de asumir como titular de Salud por divergencias con las ideas del jefe del Estado en torno a la mejor forma de acabar con la pandemia.

Así como los dos antecesores de Pazuello, el diputado Luiz Henrique Mandetta y el oncólogo Nelson Teich, que abandonaron el Ministerio por diferencias con Bolsonaro, Hajjar dijo que, al contrario del gobernante, considera que los confinamientos son necesarios para reducir los contagios y que no se puede estimular el uso de remedios sin comprobación científica para tratar la covid-19.

El ministro de Salud de Brasil, el general Eduardo Pazuello, durante la presentación de un balance de su gestión, en Brasilia.
El hasta ahora ministro de Salud de Brasil, el general Eduardo Pazuello, en Brasilia, este lunes.
JOÉDSON ALVES / EFE

Tras la negativa de Hajjar, Bolsonaro se reunió este lunes con Queiroga y anunció su nombramiento poco después en una conversación informal con sus seguidores y sin que el Gobierno la hubiera confirmado.

"Fue decidida esta tarde su indicación para el Ministerio. Él es presidente de la Sociedad Brasileña de Cardiología. La conversación fue excelente, lo conocía desde hacía algunos años, entonces no es alguien que acabé de conocer. En mi opinión, tiene todo para hacer un buen trabajo, continuando lo que ha hecho Pazuello hasta el día de hoy", dijo.

Agregó que, por su formación como médico, Queiroga tiene mucho más conocimiento en el área que Pazuello, un militar especialista en logística y que no tenía experiencia en salud antes de asumir como ministro.

Pazuello había reconocido poco antes, en rueda de prensa, que el mandatario estaba buscando alguien para sustituirlo, pero no explicó los motivos.

Más agresividad contra el virus

Tras agradecer el trabajo del militar, Bolsonaro afirmó que es el momento de ser más agresivo en combatir el virus.

Cuando Pazuello asumió el cargo, en mayo del año pasado, tras la renuncia de sus dos antecesores en poco más de un mes, Brasil registraba unos 14.800 fallecidos y 218.000 contagios.

Su gestión, además, está bajo investigación judicial debido a sospechas de "omisión" y "falta de transparencia" en el tratamiento de una pandemia cuya gravedad ha sido negada por Bolsonaro.

Desde el comienzo de la pandemia el líder de la negacionista ultraderecha brasileña ha minimizado la gravedad de la enfermedad, defendido el uso de medicinas contra la covid-19 sin comprobación científica, puesto en duda la eficacia y la seguridad de las vacunas y criticado las medidas restrictivas, los confinamientos y el uso de mascarillas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento